• El presidente de Bolivia, Evo Morales.
Publicada: domingo, 17 de abril de 2016 14:56
Actualizada: domingo, 17 de abril de 2016 16:41

El presidente de Bolivia, Evo Morales, enfatizó que su país ya no es una colonia de Chile como antes, y destacó que han pasado los tiempos de la “fuerza” y que ahora la “razón” manda en sus demandas.

"Bolivia ya no es una colonia, menos una colonia de Chile. No estamos en tiempos, como dicen los chilenos 'por la razón o por la fuerza', estamos con la fuerza de la razón. No estamos con políticas de invasión, sino estamos en tiempos de integración", manifestó el sábado el dignatario boliviano.

De igual modo, expresó la disposición de su país de “gestar no solamente una buena vecindad sino una buena hermandad entre países vecinos”, lo que a su juicio es un “deseo” de todos los bolivianos.

Bolivia ya no es una colonia, menos una colonia de Chile. No estamos en tiempos, como dicen los chilenos 'por la razón o por la fuerza', estamos con la fuerza de la razón. No estamos con políticas de invasión, sino estamos en tiempos de integración", manifestó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

En 1825, Bolivia se independizó del imperio español con una costa de aproximadamente 400 kilómetros sobre el océano Pacífico. Sin embargo, en 1879, Chile invadió y ocupó el territorio del departamento de Litoral, por lo cual Bolivia perdió un acceso al mar y de al menos 120 mil kilómetros cuadrados de territorios ricos en minerales.

Por eso, Bolivia acudió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya el 24 de abril de 2013 con una demanda en contra de Chile, instando a que se negocie de buena fe una salida marítima. A pesar de que Chile impugnó en 2014 la competencia de la CIJ argumentando que existe un tratado limítrofe desde 1904 entre los países, en septiembre de 2015, La Haya se declaró competente para atender dicha demanda.

Aludiendo a la segunda demanda que La Paz anunció a finales de marzo contra Chile por aprovechamiento ilegal de las aguas del río Silala, Morales indicó que “al margen de acudir a tribunales, el diálogo siempre está abierto, pero no puede ser una diálogo de dilación y no estamos para esperar otros 100 años como en el tema del mar" y urgió "acelerar" el proceso.

Anteriormente Bolivia ha citado a Chile a sentarse en la mesa de diálogos para resolver su diferendo marítimo, mientras tanto dicho llamado ha sido rechazado por el Gobierno chileno presidido por Michelle Bachelet.


bhr/ktg/mrk