• Protestas en Irán. Ocupación israelí. Represión en Bolivia
Publicada: jueves, 21 de noviembre de 2019 6:25
Actualizada: jueves, 21 de noviembre de 2019 6:49

Irán acusa a Washington de estar detrás de las protestas. Palestina condena en la ONU la medida proisraelí de EE.UU. Morales denuncia el genocidio en Bolivia.

1- Irán se recupera poco a poco de los daños surgidos en los disturbios generados tras el alza del precio de la gasolina. Ciertos daños serán irreparables, como la muerte de algunos.

Familiares, amigos y desconocidos asisten al funeral de Morteza Ebrahimi, un miembro del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán. Perdió la vida acuchillado en la ciudad de Shahriar, en los alrededores de Teherán (capital), durante disturbios generados por alborotadores.

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohani, asegura que el Gobierno de Estados Unidos está detrás de los alborotos.

Incidentes violentos estallaron en distintos puntos del país después de las manifestaciones contra el alza del precio de la gasolina la semana pasada. Las autoridades confirmaron la muerte de varios civiles y al menos tres miembros de las fuerzas de seguridad.

2- Palestina condena en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la decisión de Estados Unidos de reconocer como legales a los asentamientos israelíes. Los asentamientos son una forma de colonialismo, aseguró Riad Mansur, embajador palestino ante la ONU.

En el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), Mansur afirmó que los derechos inalienables del pueblo palestino no son regalos que Estados Unidos pueda dar a los demás.

Hace dos días, Estados Unidos cambió su política de hace cuatro décadas al reconocer a los asentamientos israelíes en Cisjordania como legales. La decisión también ha sido rechazado por Europa.

3- El presidente depuesto de Bolivia Evo Morales calificó como un genocidio la represión ejercida en su país.

En una conferencia de prensa en Ciudad de México, Morales denunció que después del golpe de Estado ocurrió una masacre con cerca de 30 muertos y decenas de heridos. También llamó a los organismos internacionales a intervenir en un diálogo para pacificar al país.

Tras la renuncia de Morales, el mando en Bolivia fue asumido por la senadora opositora Jeanine Áñez, quien se autoproclamó presidenta interina, incumpliendo los procedimientos que establece la Constitución boliviana.

mhn/hnb

Comentarios