• Los iraníes se manifestaron contra el entonces Shah de Irán, Mohamad Reza Pahlavi en Teherán, capital, 9 de octubre de 1978. (Foto: AP)
Publicada: viernes, 4 de junio de 2021 10:37

El máximo clérigo chií de Baréin puntualiza que la Revolución Islámica, liderada por el Imam Jomeini, desempeñó un rol crucial en la salvación del mundo musulmán.

En declaraciones ofrecidas este viernes con motivo del 32.º aniversario del fallecimiento del fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini (P), el sheij Isa Ahmad Qasem ha abordado los logros y consecuencias del establecimiento de la Revolución Islámica.

En este sentido, ha puesto de relieve que durante mucho tiempo la Umma (la comunidad islámica) estuvo privada de tal movimiento y la ausencia de un gobierno surgido de la Revolución Islámica había creado una fuerte distancia entre la Umma y el Islam, sobre todo en el campo “político”.

Sin embargo, ha enfatizado que uno de los primeros efectos de la Revolución fue que el pueblo musulmán de Irán se despertó y emanó de él un “espíritu revolucionario” contra toda la ignorancia dentro y fuera del país.

La Revolución Islámica creada por Imam Jomeini es un logro fundamental y un gran resultado positivo que puede jugar un papel en la salvación del mundo”, ha subrayado el clérigo bareiní.

 

En segundo lugar, ha declarado que la Revolución enseñó a la Umma una lección real y efectiva sobre la necesidad de “unidad” en el camino del movimiento. En este sentido, ha insistido en que la Revolución otorgó a la Comunidad Islámica “confianza y seguridad” en sí misma para dirigirse por el camino correcto con el fin de lograr el “cambio”.

Y en tercer lugar, enseñó al pueblo musulmán cómo lograr la independencia y la liberación de la dominación y las tiranías interna y externa.

El máximo clérigo chií de Baréin ha dicho que, gracias a las lecciones de la Revolución Islámica de Irán, el país persa ha conseguido muchos logros y ha dado un gran paso hacia la completa libertad del dominio de pensamientos y voluntades extranjeras. “Estos logros nunca deben pasarse por alto y no deben subestimarse”, ha concluido.

sar/ctl/hnb