• Policía bareiní hiere a 7 manifestantes en funeral de un activista
Publicada: domingo, 26 de marzo de 2017 6:15
Actualizada: domingo, 26 de marzo de 2017 11:59

Al menos siete bareiníes resultaron heridos cuando la policía arremetió de forma brutal contra el funeral de un activista antigubernamental.

Miles de personas participaron el sábado en la localidad de Karbabad, un suburbio de la capitalina ciudad de Manama, en el funeral del joven Mustafa Hamdan, fallecido el viernes por las heridas de bala que le infligieron las fuerzas de seguridad.

Los manifestantes condenaron la muerte de Hamdan y corearon eslóganes contra el régimen gobernante de los Al-Jalifa, por lo que los agentes leales al régimen gobernante dispararon con perdigones para dispersarlos y dejaron al menos a siete personas heridas.

Mustafa fue asesinado por las fuerzas de seguridad de Baréin. Ahora que está muerto, el Gobierno es demasiado cobarde para admitir su responsabilidad, lo cual alimenta una cultura de impunidad", denunció en un comunicado Seyed Ahmed Al-Wadaei, del Instituto de Baréin para los Derechos y la Democracia (BIRD, por sus siglas en inglés).

Hamdan, un adolescente de 18 años, perdió la vida tras permanecer casi dos meses en estado de muerte cerebral en un hospital de Manama, donde fue hospitalizado después de haber sufrido una contusión en el cráneo y una hemorragia interna debido al impacto de las balas de las fuerzas de seguridad en una sentada en solidaridad con el prominente líder opositor, el sheij Isa Ahmad Qasem, a quien la dinastía gobernante decidió revocarle la nacionalidad, bajo el pretexto de su supuesta participación en la “propagación del extremismo”.

Con esta muerte crece la lista de los activistas bareiníes que han perdido la vida desde el año 2011, cuando el régimen de los Al Jalifa comenzó a reprimir sistemáticamente las protestas de la población tras una revolución popular en el país árabe.

 

Según los testimonios de los activistas, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes en el funeral y arrestaron a tres de ellos, que fueron puestos en libertad posteriormente.

"Mustafa fue asesinado por las fuerzas de seguridad de Baréin. Ahora que está muerto, el Gobierno es demasiado cobarde para admitir su responsabilidad, lo cual alimenta una cultura de impunidad", denunció en un comunicado Seyed Ahmed Al-Wadaei, del Instituto de Baréin para los Derechos y la Democracia (BIRD, por sus siglas en inglés).

bhr/nii/

Comentarios