• El sheij Ali Salman, prominente clérigo chií y jefe del principal partido opositor de Baréin Al-Wefaq.
Publicada: miércoles, 14 de septiembre de 2016 1:46
Actualizada: miércoles, 14 de septiembre de 2016 2:19

El secretario general del principal partido opositor de Baréin advirtió de un ‘peligroso aumento’ de la represión de chiíes por el régimen de los Al Jalifa.

“Baréin es testigo de un aumento peligro de la persecución contra los chiíes después de que el prominente clérigo chií Sheij Isa Qasem fuera privatizado de su ciudadanía”, alertó el sheij Ali Salman, jefe de la formación opositora más importante de Baréin Al-Wefaq, según informó el martes la agencia libanesa de noticias Alahednews.

El sheij Salman, que se encuentra recluido, se refería con sus palabras a la decisión del régimen de Baréin del pasado mes de junio de revocar la nacionalidad al sheij Isa Ahmad Qasem con el pretexto de que “propagaba el extremismo”, la cual provocó masivas protestas en el país árabe.

“Baréin es testigo de un aumento peligro de la persecución contra los chiíes después de que el prominente clérigo chií Sheij Isa Qasem fuera privatizado de su ciudadanía”, alertó el sheij Ali Salman, jefe de la formación opositora del país Al-Wefaq

En una carta dirigida a Zeid Raad al-Husein, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Salman hizo hincapié en que el pueblo bareiní requiere igualdad y justicia social y para ello piden ayuda.

Aludiendo también a las protestas pacíficas que realizan los bareiníes para solicitar sus derechos democráticos, convocó a la comunidad internacional a obligar al régimen de los Al Jalifa a cumplir con sus deberes internacionales.

 

Baréin es, desde 2011, escenario de protestas populares pacíficas, brutalmente reprimidas desde instancias gubernamentales. La situación ha empeorado últimamente, pues el régimen apunta contra los periodistas y las figuras chiíes. En 2016, Baréin ocupa el puesto 162, de 180, de la lista de países en cuanto a la libertad de prensa, según la última clasificación de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Según la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), durante los últimos dos meses decenas de manifestantes y al menos 60 clérigos chiíes han sido convocados y detenidos por alentar las protestas en la localidad de Diraz, al oeste de Manama (capital bareiní), donde se encuentra la residencia del sheij  Qasem.

bhr/nii/

Comentarios