• Enfrentamientos entre manifestantes bareiníes y agentes de la Policía durante una protesta antigubernamental en Manama (capital), 5 de abril de 2016.
Publicada: viernes, 2 de septiembre de 2016 1:03
Actualizada: viernes, 2 de septiembre de 2016 2:08

La Amnistía Internacional (AI) ha pedido al régimen de Al Jalifa cesar la represión con mano dura que aplica a sus críticos y opositores pacíficos.

Las autoridades de Baréin deben detener inmediatamente su intensa represión contra los críticos y opositores pacíficos”, ha manifestado este jueves la AI con sede en Londres, capital del Reino Unido, a través de un comunicado.

En su texto, la organización pro derechos humanos indica que durante los últimos dos meses, decenas de manifestantes y al menos 60 clérigos chiíes han sido convocados y detenidos por protestas en la localidad de Diraz, al oeste de Manama (capital bareiní), donde se encuentra la residencia del prominente clérigo chií, el sheij Isa Ahmad Qasem, a quien el régimen de Al Jalifa ha revocado la ciudadanía.

Las autoridades de Baréin deben detener inmediatamente su intensa represión contra los críticos y opositores pacíficos”, según el comunicado de la Amnistía Internacional.

El sheij Qasem es el líder espiritual Sociedad Nacional Islámica de Al-Wefaq, principal partido opositor del país que recientemente ha sido disuelto por el régimen de Manama.

En otra parte de su nota, Amnistía Internacional afirma que cuatro de los clérigos fueron condenados a entre uno y dos años de prisión, mientras que otros nueve permanece detenidos y se enfrentan a juicio.

Al mismo tiempo, ha criticado que varios defensores de los derechos humanos también fueron impedidos de viajar fuera de país para participar en labores de promoción de los derechos humanos.

Entidades internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto con grupos pro derechos humanos, han exigido en reiteradas ocasiones al régimen bareiní que ponga fin al arresto de musulmanes chiíes así como a la persecución de clérigos y activistas políticos.

 

Cabe mencionar que la tensa situación que se vive en Baréin desde el 2011 se ha intensificado recientemente, en particular apunta contra los periodistas. En 2016, Baréin se ha colocado en el puesto 162 entre los 180 países que engrosan la lista, en materia de libertad de prensa, según la última clasificación de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

En está línea, un reciente informe de la página Web Al-Monitor, citando a lobbies estadounidenses, reveló que Baréin gastó más de 855.000 dólares en 2015 para que el Gobierno de Washington mantenga silencio ante la masiva represión popular en el reino árabe.

ftn/ncl/rba