• Manifestantes bareiníes urgen la puesta en libertad del líder del partido opositor Al-Wefaq, el sheij Ali Salman.
Publicada: martes, 31 de mayo de 2016 12:11

Amnistía Internacional (AI) afirma que la extensión de la sentencia contra el sheij Ali Salman, líder del principal partido opositor bareiní, Al-Wefaq, es una decisión politizada que se traduce en una clara violación de los derechos humanos.

“La condena del sheij Ali Salman tiene una clara motivación política y busca enviar un mensaje a los demás e indicar que incluso las demandas legítimas y pacíficas para la aplicación de reformas no quedarán sin castigo”, ha anunciado este martes el subdirector del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Próximo y el Norte de África, James Lynch.

De hecho, el titular ha urgido a la inmediata puesta en libertad del líder bareiní, sin precondición alguna: “el sheij Salman es preso de conciencia y nunca debe ser juzgado”.

 

tas/anz/hnb