• El cardenal George Pell se dirige a la corte en Melbourne, Australia, 27 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 7 de marzo de 2019 22:34

El cardenal australiano George Pell, el tercer funcionario de mayor rango de la Iglesia Católica hasta hace poco, es demandado por otro delito sexual infantil.

Un hombre de 50 años que dijo haber sido agredido sexualmente por George Pell cuando era un niño en la década de 1970, ha denunciado este jueves al cardenal caído en desgracia ante el Tribunal Supremo del estado de Victoria (Australia).

“Me hizo falta mucho valor e introspección para estar preparado para contar mi historia, acusando a uno de los mayores cargos católicos del mundo de graves delitos y finalmente me resigné a comparecer en el tribunal”, explicó el hombre en un comunicado difundido por su abogado.

Conforme a la víctima, Pell habría abusado sexualmente de él tres o cuatro veces en una piscina del hogar infantil gestionado por la iglesia en Ballarat, la ciudad natal del cardenal.

Me hizo falta mucho valor e introspección para estar preparado para contar mi historia, acusando a uno de los mayores cargos católicos del mundo de graves delitos y finalmente me resigné a comparecer en el tribunal”, explica el hombre que ha presentado una demanda contra el cardenal australiano George Pell por abuso sexual.

 

“El nombre del demandante no puede ser revelado. Adicionalmente el archivo no está disponible en el buscador, por lo que la declaración de la demanda o cualquier otro documento presentado en este caso no será publicado por el tribunal”, ha indicado la corte a través de un comunicado.

El cardenal fue declarado culpable en diciembre pasado de cuatro cargos de trato indecente con dos niños de 13 años y un cargo de agresión sexual contra uno de ellos. El fallo no fue anunciado hasta febrero debido a una orden de mordaza.

Pell, que fungió como asesor financiero del papa Francisco y ministro de Economía del Vaticano, es el cargo más alto rango de la Iglesia católica acusado de abuso sexual a menores. Él fue destituido de la posición solo unos días después de que se emitió el veredicto no informado.

El 26 de febrero, cuando se levantó la orden de mordaza, el Vaticano dijo que la posición de Pell como ministro de Economía, uno de los roles más altos en la jerarquía católica, no se ha renovado. Sin embargo, Pell seguirá siendo un cardenal al menos hasta que se escuche su apelación, según el Vaticano.

Hasta el momento el cardenal se ha declarado inocente y trata de apelar su condena. Él está en custodia a la espera de la sentencia el 13 de marzo. Enfrenta una sentencia máxima de 10 años de cárcel por cada cargo.

ftn/sjy/fmd/rba

Comentarios