• El líder norcoreano, Kim Jong-un, inspecciona el desarrollo de un arma nuclear.
Publicada: viernes, 29 de septiembre de 2017 21:53
Actualizada: viernes, 29 de septiembre de 2017 22:55

Un exfuncionario del Pentágono urge a Australia a mejorar su defensa antiaérea ante un eventual ataque con misiles por parte de Corea del Norte.

“Desafortunadamente, Australia no puede elegir si es amenazada o no por parte de Corea del Norte. Eso es lo que hace el líder norcoreano (Kim Jong-un)”, ha afirmado Brad Roberts, quien fungió de subsecretario adjunto de defensa nuclear y de misiles del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono).

En declaraciones ofrecidas este viernes a la cadena de televisión estadounidense ABC, Roberts ha advertido de que Pyongyang es capaz de golpear Australia con sus misiles balísticos.

Claro está que la estrategia del Gobierno norcoreano consiste en crear brechas entre los aliados de EE.UU., ha puntualizado el exoficial de armas nucleares.

Pyongyang “lo busca conseguir amenazándonos y presentado a nuestras naciones una imagen de gran vulnerabilidad y gran costo, si hay guerra”, ha considerado Roberts, al tiempo que ha remarcado que “su objetivo es asustarnos”.

El funcionario de la Administración de Barack Obama (2008-2016) ha sostenido que no cree que Australia vaya a necesitar adoptar un escudo antimisiles costoso de fabricación estadounidense como el desplegado en Corea del Sur, pero sólo debe asegurarse de que sus buques de guerra estén equipados con defensa antiaérea avanzada.

Desafortunadamente, Australia no puede elegir si es amenazada o no por parte de Corea del Norte. Eso es lo que hace el líder norcoreano (Kim Jong-un)”, afirma Brad Roberts, quien fungió de subsecretario adjunto de defensa nuclear y de misiles del Pentágono.

 

La península coreana vive un atmósfera de alta tensión, una situación que se ha agudizado en los últimos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), amenazara con “destruir totalmente a Corea del Norte”, si este sigue su ruta actual.

Con fecha anterior, el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, aseguró que el país oceánico apoyaría a Washington, en caso de desatar una guerra con Corea del Norte.

Entretanto, Corea del Norte, que reivindica con insistencia que su escalada militar blinda su estrategia de defensa ante la postura hostil de Washington, indica que sus armas nucleares no amenazan a los países de la región siempre y cuando no se unan a la acción militar norteamericano contra Pyonygang.

mjs/ctl/ftn/mkh

Comentarios