• Sede de la Presidencia de Kirguistán.
Publicada: jueves, 20 de agosto de 2015 10:29

Kirguistán ha anulado su tratado de cooperación con los Estados Unidos a partir de hoy jueves, después de que la Administración de Obama premiara a un disidente político kirguís, condenado a cadena perpetua, según medios locales.

Esta acción ocurre acorde con una normativa del Gobierno dictada el año pasado por el primer ministro kirguís Temir Sariyev en la que ordenaba renunciar al Acuerdo Bilateral de 1993 con los EE.UU., cuya anulación se hace efectiva oficialmente este jueves.

El acuerdo permitía que EE.UU. ejerciera un sistema comercial sin pagar impuestos, aduanas o cualquier otro tipo de carga y otorgaba un estatus diplomático al personal militar estadounidense.

El país asiático anula este tratado ya que está descontento por la decisión de la Cancillería estadounidense al otorgar un premio al ciudadano kirguís de origen uzbeko, Azimyan Askarov, que cumple una sentencia a cadena perpetua por participar en los disturbios étnicos de junio de 2010 entre los kirguises y la minoría étnica uzbeka que vive en el sur del país, los cuales dejaron cientos de muertos.

El Gobierno de Kirguistán acusó a EE.UU. de "crear caos" en su territorio por otorgar este premio y por tratar de instar sentimientos separatistas que anteriormente tuvieron como resultado enfrentamientos sangrientos.

Un militar camina encima de un KC-135 avión cisterna de la Fuerza Aérea estadounidense en la antigua base de Manas cerca de la capital de Kirguistán, Bishkek.

 

En 2014, Kirguistán cerró la base aérea estadounidense de Manas, que era utilizada para  operaciones durante la invasión extranjera liderada por EE.UU. en Afganistán.

La base aérea, era una instalación militar dirigida por la Fuerza Aérea de EE.UU. sita en el Aeropuerto Internacional de Manas, cerca de la ciudad capitalina de Bishkek, que, abrió sus puertas en el 2001 como punto de tránsito para asistir a las fuerzas estadounidenses que llevaban a cabo operaciones en Afganistán.

Varios sucesos, como el asesinato de un civil y rumores de vaciado de combustible locales, resultaron en el enfurecimiento de la población local, que demandaron su cierre.

snr/ktg/hnb

Comentarios