• La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, reunida con una delegación del Comité Nacional sobre Política Exterior de EE.UU. en Taipéi, capital taiwanesa.
Publicada: viernes, 30 de noviembre de 2018 9:34

La presidenta de Taiwán dice que la política de ‘status quo’ con China no cambiará a pesar de la derrota del partido independentista en las elecciones locales.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha asegurado este viernes que la política de la isla de mantener el ‘status quo’ con China no va a variar en absoluto a pesar de la derrota del partido independentista en los comicios locales celebrados el pasado sábado.

El Partido Democrático Progresista (DPP), a favor de la independencia, sufrió un serio retroceso en las municipales que se celebraron el sábado, al perder ciudades clave como la de Kuomintang, cuyo nuevo alcalde es un destacado defensor de la unificación con China continental.

Tsai, que tendrá que hacer frente a las elecciones presidenciales en menos de un año, dimitió el sábado como líder del DPP, asumiendo la responsabilidad ante la enorme derrota que ha sufrido la formación en los comicios municipales.

Al reunirse con una delegación del Comité Nacional sobre Política Exterior de Estados Unidos en estas elecciones, la mandataria ha dicho que la gente expresó su insatisfacción con los asuntos internos y por ello, su Gobierno debe revisarlo con humildad.

“Básicamente, no creemos que en estas elecciones locales la gente haya tomado una decisión sobre el asunto de la política a través del Estrecho o haya hecho un cambio importante”, ha subrayado Tsai agregando que, “por lo tanto, nuestra política de mantener el status quo se mantendrá sin cambios”, haciendo hincapié en que la democracia en la isla es la mayor diferencia con China.

Básicamente, no creemos que en estas elecciones locales la gente haya tomado una decisión sobre el asunto de la política a través del Estrecho o haya hecho un cambio importante”, subraya la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, en alusión a la política de ‘status quo’ con China que no se cambiará a pesar de la derrota del partido independentista en los comicios municipales.

 

Las palabras de la dirigente taiwanesa son en respuesta a unas declaraciones provenientes de la Oficina China de Asuntos de Taiwán, que tras conocer los resultados municipales, anunciaron que Pekín se apegará al “consenso de 1992” y apostará a más intercambios y cooperación entre las ciudades de Taiwán y China. 

Dicha declaración se ha interpretado en la isla como un indicio de que China solo realizaría intercambios con ciudades taiwanesas que reconocen el “consenso de 1992”, un acuerdo tácito al que llegaron en el mismo año los entonces gobernantes de la isla y el Partido Comunista de China (PCCh) en una reunión celebrada en Hong Kong.

En este acuerdo se contempla que solo hay “Una sola China”, pero cada parte es libre de interpretar lo que eso significa. Pekín ha insistido en el reconocimiento del “consenso de 1992” como la única base para el diálogo con Taiwán, una condición previa que el Gobierno de Tsai se ha negado a aceptar. 

China considera a Taiwán como parte integral de su territorio, pese a que la isla ha sido gobernada por sus propios ministros y políticos nacionales y de Exteriores desde el final de la guerra civil china en 1949. El gigante asiático sostiene que la política de ‘Una sola China’ no es negociable bajo ningún concepto y, al mismo tiempo, ha avisado a la clase política taiwanesa de que no se arrime mucho a EE.UU. con el objetivo de alcanzar su planes independentistas.

krd/ktg/ask/hnb

Comentarios