• ONU urge a Myanmar a poner fin a ‘inmensa tragedia’ de rohingyas
Publicada: sábado, 11 de noviembre de 2017 2:32
Actualizada: sábado, 11 de noviembre de 2017 3:01

El secretario general de la ONU pide al Gobierno de Myanmar (Birmania) cesar inmediatamente la violencia contra la minoría musulmana rohingya.

“Insistimos en la necesidad de garantizar el fin de toda la violencia contra esta población, también pedimos un acceso sin trabas del personal humanitario a las áreas del estado de Rajine”, ha declarado este viernes Antonio Guterres a los periodistas en Nueva York (EE.UU.).

Luego de calificar de “inmensa tragedia” la situación de los rohingyas, Guterres ha sostenido que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no puede “quedarse callada ante los altos niveles de violencia y las atrocidades cometidas” contra esta minoría musulmana en el país asiático.

Asimismo, ha destacado que la “prioridad absoluta” para acabar con la violencia en Myanmar es permitir a la población rohingya, que ha huido a Bangladés, regresar a su país natal.

Insistimos en la necesidad de garantizar el fin de toda la violencia contra esta población, también pedimos un acceso sin trabas del personal humanitario a las áreas del estado de Rajine”, declara Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

 

"Es absolutamente necesario abordar la causa raíz del problema, que depende en gran medida de los problemas vinculados con la ciudadanía y el estatus legal de esta población que ha sido discriminada y que actualmente está desplazada”, ha dicho el secretario general de la ONU.

También, ha subrayado que la ONU perseguirá todas las vías jurídicas para determinar el estado legal de la población rohingya perseguida.

La campaña militar a gran escala lanzada desde el pasado agosto contra los rohingyas en Rajine (suroeste de Myanmar), ha provocado más de 400 muertos y 600.000 desplazados en el país vecino, Bangladés. Esta campaña ha sido descrita por las Naciones Unidas como una campaña de “limpieza étnica”.

fdd/ctl/mjs/rba