• Vean ‘campaña de tierra quemada’ de Myanmar contra rohingyas
Publicada: jueves, 14 de septiembre de 2017 18:15

Las imágenes difundidas este jueves muestran la ‘campaña de tierra quemada’ que practica el Gobierno y el Ejército de Myanmar contra los musulmanes rohingyas.

En las grabaciones publicadas por el diario británico The Guardian, se ve cómo las llamas del fuego encendido por los efectivos birmanos tragan las viviendas y las tierras de esta minoría musulmana en el estado de Rajine, ubicado en el oeste de Myanmar (Birmania).

La publicación destaca que el Gobierno y el Ejército son acusados por la comunidad internacional de practicar “sistemáticamente y deliberadamente la campaña de tierra quemada” para expulsar a los musulmanes de sus tierras.

Además de las imágenes satelitales capturadas por la Amnistía Internacional (AI), The Guardian ha recibido un vídeo de los aldeanos rohingyas que están huyendo de sus casas y tratan de llegar al país vecino, Bangladés.

Estas imágenes filman la tragedia de esta comunidad minoritaria mientras caminan en las selvas lodosas y los ríos con sacos que contienen todas sus pertenencias.

El diario británico, asimismo, ha observado las imágenes de al menos dos cadáveres en la trayectoria, si bien no puede verificar la veracidad de las imágenes.

 

Sin embargo, lo triste es que su pesadilla no termina ni siquiera después de haber alcanzado las embarcaciones bangladesíes. Los informes, citados por The Guardian, afirman que los barqueros bangladesíes les piden hasta 100 dólares, mientras que cada viaje, en situaciones normales, cuesta unos 75 centavos.

Momena Begum, una madre de 35 años, dice que el barquero que les trajo al suelo de Bangladés cobró todo el dinero que tenían, “y ahora no tenemos dinero para ir al campo” de refugiados, lamenta.

Nadera Banu, otra rohingya de 19 años, dijo que el barquero les amenazó con arrojarlos al agua “si no le hubiéramos dado las cosas preciosas que significaban mucho para nosotros”.

En los últimos días, las autoridades birmanas han lanzado una dura política de represión contra los musulmanes rohingyas, al practicarles un genocidio sistemático. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que la violencia contra los rohingyas ha dejado 1000 muertos, mientras que el Gobierno bangladesí eleva la cifra a 3000.

ask/ktg/msm/tas

Comentarios