• Fieles bangladesíes celebrando el rezo del Eid al-Fitr, que marca el fin del sagrado mes del Ramadán, 7 de julio de 2016
Publicada: jueves, 7 de julio de 2016 8:11
Actualizada: jueves, 7 de julio de 2016 10:17

Al menos dos policías han muerto y varias personas han resultado heridas este jueves tras estallar varias bombas al norte de Daca, capital de Bangladés.

Dos policías y un atacante han muerto por las explosiones, ha indicado la Policía de Kishoreganj, localidad en el centro de Bangladés, donde se ha producido el atentado, sin concretar si se trató o no de un ataque suicida.

Fuentes oficiales han indicado que varias personas armadas han buscado refugio en una escuela cercana, agregando que las fuerzas de seguridad se están coordinando para lanzar una operación.

El atentado ha tenido lugar hacia las 9H00, hora local (3H00 GMT), cerca de un lugar de oración donde se congregaban unos 300.000 fieles que celebraban las festividades de Eid a-Fitr por el fin del mes sagrado del Ramadán, han informado fuentes policiales al diario bangladesí The Daily Star.

De acuerdo con la publicación, un grupo de unos seis atacantes más ha sido acorralado por la Policía en una construcción cercana.

Este atentado se produce menos de una semana después de que al menos 20 personas murieran en un ataque contra una cafetería también en Daca, incidente que fue reivindicado por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

A pesar de que la autoría del suceso ocurrido el viernes en Daca fue asumida por el EIIL, un funcionario de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) considera "más probable" que Al-Qaeda haya planeado el mortal hecho.

Tres supuestos combatientes bangladesíes del EIIL amenazan desde Siria con más ataques en Bangladés.

 

En este sentido, el portal estadounidense Site Intelligence publicó el miércoles un vídeo en el que tres supuestos combatientes bangladesíes del EIIL amenazaban desde Siria con más ataques en Bangladés y aseguraban que el ataque a la cafetería fue un acto de “venganza”.

En la grabación, el grupo terrorista EIIL amenaza con llevar a cabo más ataques contra los "cruzados". Además, los protagonistas del video dicen que no se darán por vencidos hasta que consigan aplicar sus leyes en todo el mundo y declaran al Gobierno bangladesí "infiel", para después enfatizar que "es una tarea religiosa combatirlo”, por lo tanto, piden a todo el mundo unirse a su guerra contra el país asiático.

Tras la publicación de la grabación, la Policía bangladesí ha pedido a los ciudadanos de Bangladés que no publiquen, ni compartan o comenten a través de las redes sociales ningún video, fotografía o mensaje en apoyo a Daesh, ya que se considerarán acciones delictivas contempladas por la ley.

mep/anz/hnb

Comentarios