• La princesa Latifa bin Muhamad al-Maktum (izda.) hija del emir de Dubái.
Publicada: miércoles, 21 de abril de 2021 5:49

Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU pide al Gobierno emiratí aportar “información concreta” sobre la princesa Sheikha Latifa, hija del emir de Dubái.

El pasado 19 de febrero, la cadena británica BBC emitió vídeos e imágenes en los que apareció la princesa Latifa bin Muhamad al-Maktum mientras denunciaba ser “rehén” de su propia familia, al estar retenida en su vivienda en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y expresaba sus dudas sobre si podía sobrevivir.

A través de un comunicado publicado el martes, un grupo de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció que “tras la divulgación pública en febrero de las imágenes […] y la posterior solicitud oficial de más información sobre su situación, las autoridades [emiratís] no han proporcionado ninguna información concreta [que aclare el asunto]”.

Los expertos pidieron “con urgencia” pruebas de vida y garantías sobre el bienestar de la princesa Latifa y expresaron estar preocupados por las denuncias sobre violaciones de derechos humanos ejercidos contra ella y, así como, la posible amenaza sobre su vida.

Asimismo, se refirieron a la violación del derecho de Latifa, como mujer, a vivir una vida libre de discriminación y violencia, indicando que su detención continua en régimen de incomunicación puede acarrear consecuencias físicas y psicológicas nocivas para ella, ya que puede constituir un trato “cruel, inhumano o degradante”, agregaron.

 

La princesa Latifa intentó huir de los Emiratos Árabes Unidos en 2018, pero fue detenida por un comando en un barco frente a la costa de La India y fue obligada a volver a Dubái. Desde entonces los expertos de la ONU han expresado su preocupación al Gobierno emiratí por su presunta desaparición forzada y detención en régimen de incomunicación.

En uno de los vídeos difundidos el pasado mes de febrero, Latifa señaló que su padre la retiene en Dubái en contra de su voluntad, desde el frustrado intento de fuga.

Tras la divulgación de este vídeo, la ONU ha iniciado una investigación sobre la situación de la princesa de 35 años. Ante tal situación, el Ejecutivo de los EAU emitió un comunicado en el que se indicaba que Latifa estaba siendo “atendida” y podría volver a la vida pública “en el momento adecuado”. Sin embargo, las Naciones Unidas declara que el informe “no es suficiente en esta etapa” a tenor de las circunstancia que rodean su detención.

nkh/krd/mkh