• El rey de Jordania, Abdulá II.
Publicada: miércoles, 7 de abril de 2021 23:31

El rey de Jordania, Abdulá II, cuyo país ha experimentado recientemente una intentona golpista, enfatiza que no dejará de apoyar la causa palestina.

En una carta dirigida a su pueblo, el monarca jordano aseguró el miércoles que la sedición contra el país árabe ha sido detenida y los servicios de seguridad de Jordania son seguros y estables; mantener la estabilidad en las situaciones difíciles tiene un precio, agregó.

“Pero no hay precio que nos desvíe del camino correcto que los padres y abuelos hicieron con grandes sacrificios por el bien de la elevación de nuestro pueblo […] y por el bien de Palestina, Al-Quds [Jerusalén] y sus santidades”, se lee en la misiva, donde así Abdulá II reafirma que su país no dejará de defender Palestina ante el régimen de Israel.

Jordania afirma haber abortado un golpe palaciego tras detener el sábado a al menos 16 figuras destacadas por intentar desestabilizar el país, entre las que se encontraba el ex príncipe heredero de la Corona jordana Hamza bin Husein, medio hermano del rey Abdulá II. Amán acusó a Hamza de intentar movilizar a los líderes tribales en contra del actual gobernante.  

 

Las pesquisas encontraron huellas de autores extranjeros, entre ellos Israel. De hecho, Jordania se encuentra entre los países que denuncian los crímenes que comete el régimen de ocupación de Tel Aviv contra el pueblo palestino, por lo que el apoyo de Israel al incidente podría tratarse de una venganza política.

El rey Abdulá II, que se pronunciaba por primera vez desde la intentona golpista que conmocionó Jordania, también afirmó que el antiguo heredero al trono se halla bajo su tutela en Amán, la capital. “Hamza está bajo mi tutela, en su palacio, junto con su familia”, añadió.

Además, señaló que el desafío de los últimos días en Jordania no fue el más difícil ni el más peligroso para la estabilidad, no obstante, fue el más doloroso para él, ya que surgió desde su propia familia.

“Mi primera responsabilidad es servir a Jordania y proteger a su gente, su Constitución y sus leyes. Nada ni nadie prima sobre la seguridad y estabilidad de Jordania, y era necesario tomar las medidas necesarias para cumplir esta confianza”, señaló.

ftn/anz/rba