• --
Publicada: lunes, 12 de noviembre de 2012 19:15
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 15:07

La agencia de inteligencia israelí, el Mossad, intentó asesinar al exdictador iraquí Saddam Hussein en la década de los 70 con una bomba escondida dentro de un libro, según un nuevo documento. Saddam Hussein, quien se posesionó de forma oficial como presidente en 1979, escapó ileso, pero otro funcionario de alto rango pereció mediante el libro-bomba, ha transmitido este lunes el canal 1 de televisión israelí en un documental. En “labios sellados”, título del documental, se puede ver una entrevista al general de brigada Tzuri Sagi, así como a otros seis exjefes del Mossad. El régimen israelí, en dos ocasiones, había intentado matar al mandatario iraquí Saddam Hussein en los años 1992 y 1999, pero este capítulo de los esfuerzos clandestinos del aparato espía israelí para eliminarle mientras todavía éste se encontraba en el pináculo del poder se habían mantenido en secreto. Sagi ha revelado que él mismo había pedido al Mossad enviar su mejor experto en demoliciones, llamado Natan, para llevar a cabo la conspiración. Un preparado libro-bomba fue, según se muestra en el reportaje, entregado a Saddam, pero no fue abierto por él, mas por otro funcionario. En el acto, la bomba explotó llevándose su vida. La película, que se centra principalmente en los asesinatos selectivos, también, brinda detalles de otro plan en el que se envió una carta-bomba a Alois Brunner, un comandante alemán nazi que se hallaba en aquel entonces en la capital siria, Damasco, y sobrevivió a un intento de asesinato. lmr/cl/nal