• --
Publicada: lunes, 14 de abril de 2014 2:15
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 10:40

Un alto dirigente del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) preso en una cárcel israelí inició el domingo una huelga de hambre indefinida; una medida secundada por otros 200 cautivos, según medios locales. El Club de Presos Palestinos, con sede en Ramalá, aseguró que Ibrahim Hamed decidió entrar en huelga de hambre en protesta contra el aislamiento al que fue sometido por las autoridades penitenciarias israelíes. Añadió que alrededor de 200 palestinos en otros centros de detención del régimen de Tel Aviv empezaron una huelga de hambre para mostrar su solidaridad con Hamed. Hamed se encuentra confinado en una celda de aislamiento desde hace tres meses tras ser acusado de estar implicado en actividades prohibidas. En mayo de 2012, unos 1550 palestinos detenidos por el régimen israelí pusieron fin a una huelga de hambre a cambio de un conjunto de medidas que incluían la suspensión del régimen de detención ilimitada sin juicio y del castigo de aislamiento, así como la autorización de visitas para los presos originarios de la Franja de Gaza. Actualmente, unos 5 mil presos palestinos, entre ellos mujeres y niños, se encuentran hacinados en las cárceles del régimen de Tel Aviv. La mayoría no ha sido juzgada e incluso algunos no tienen acusación formal en su contra; una estrategia que el régimen de Israel denomina “detención administrativa”. Aun cuando el régimen de Tel Aviv ha recibido, en repetidas veces, las críticas y condenas de varias organizaciones internacionales, los prisioneros palestinos siguen sin acceder a sus derechos básicos, como agua, comida suficiente, atención médica, educación, visitas regulares y asistencia de un abogado, entre otros. mkh/ncl/rba