• Leal: Riad no tiene justificación para ocultar su programa nuclear
Publicada: domingo, 9 de agosto de 2020 7:34
Actualizada: domingo, 9 de agosto de 2020 9:27

Arabia Saudí no tiene justificación alguna para mantener en secreto su programa nuclear ni prohibir inspecciones a la AIEA en su condición de miembro del organismo.

El periódico estadounidense Wall Street Journal (WJS), citando a funcionarios occidentales conocedores del tema, reveló el pasado martes que Arabia Saudí había construido una instalación para la extracción de torta amarilla de uranio, un precursor potencial de combustible para reactores nucleares en un remoto lugar desértico cerca de la pequeña ciudad de Al-Ula en la provincia de Medina (noroeste).

En una entrevista concedida este domingo a HispanTV, el analista de temas internacionales Pablo Jofré Leal ha abordado la cuestión y ha hecho notar que desde el punto de vista de la transparencia, Riad no tiene ninguna justificación para impedir inspecciones sobre su programa nuclear a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA)

“Sabemos qué tipo de régimen es la casa de Al Saud, por tanto, no nos debe extrañar esa opacidad respecto a su programa nuclear, donde hay en juego muchos miles de millones de dólares que despiertan el apetito de todas las potencias saqueadoras, que posiblemente le dan aliento para que avance en este programa nuclear”, ha aseverado el experto.

 

Jofré Leal ha recordado que el régimen saudí, responsable de la muerte de miles de civiles en Yemen, es asignatario del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, firmado en 1988 y debe respetar dicho pacto.

“A pesar de las peticiones de la Agencia Internacional de Energía Atómica, se ha negado a responder a este tema. Esto no lo justifica. Pero le sirve como excusa”, ha agregado.

En otro momento de la entrevista, ha mencionado el pedido de la República Islámica de Irán a la AIEA para transparentar el programa nuclear secreto de Arabia Saudí, y ha declarado que la sugerencia de Irán al organismo es la más correcta.

En 2011, las autoridades saudíes anunciaron un plan para el establecimiento de los primeros dos reactores de su país dentro de 10 años y luego instalar cada año, dos, para tener 16 en 2030.

La Administración de Donald Trump ha aprobado las autorizaciones que permiten a ciertas empresas estadounidenses compartir información nuclear sensible con el país petrolero. Las aprobaciones permanecieron ocultas al público y al Congreso de EE.UU., lo que ha elevado las preocupaciones del concierto de países.

Fuente: HispanTV Noticias

rtk/ctl/tqi/mkh