• Iñaki Gil: EEUU sacrificará a su peón saudí por caso Khashoggi
Publicada: jueves, 22 de noviembre de 2018 15:38
Actualizada: jueves, 22 de noviembre de 2018 16:47

El príncipe heredero saudí es un “peón” de EE.UU. y podría ser destituido para acabar con las presiones surgidas del asesinato de Khashoggi, opina un analista.

En un análisis elaborado este jueves por la cadena HispanTV, el experto en relaciones internacionales Iñaki Gil de San Vicente ha dicho que existe la posibilidad de que el Gobierno saudí juzgue y ejecute a algunos de los autores materiales del asesinato del comunicador saudí, para salvar su imagen.

“Es posible que los poderes de Arabia Saudí sacrifiquen a peones y los maten para que las consecuencias de la crisis no sigan para adelante y puedan, así, elevar su imagen”, ha precisado.

Gil de San Vicente también cree que Estados Unidos podría ordenar la destitución de Muhamad bin Salman como príncipe heredero saudí para poner fin al escándalo del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El experto subraya que “no es la primera vez que ocurre en la escala internacional son muchos ejemplos en los cuales los poderes ocultos que están detrás y por debajo de la política exterior sacrifican a los peones y sacrifican incluso a sus compatriotas para mantenerse y para continuar en el poder”. teniendo en cuenta las presiones in crescendo sobre Washington.

Con respecto a Bin Salman lo más posible es que después de unas negociaciones entre diversas potencias internacionales dirigidas por EE.UU. y el propio Gobierno saudí lo aparten discretamente del puesto que ocupa e instauren a otro”, ha manifestado el analista Iñaki Gil de San Vicente respecto a la posibilidad de la destitución del príncipe heredero saudí por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“Con respecto a Bin Salman lo más posible es que, después de unas negociaciones entre diversas potencias internacionales dirigidas por Estados Unidos y el propio Gobierno saudí, lo aparten discretamente del puesto que ocupa e instauren a otro”, ha manifestado, sobre la posible destitución del actual príncipe heredero de Arabia Saudí.

Pese a que las evidencias dicen que Bin Salman ordenó el asesinato de Khashoggi, el presidente de EE.UU., Donald Trump dejó claro el martes que los negocios son lo más importante en su política exterior, aunque no sean tan grandes como él dice que son, poniendo así los negocios antes que derechos humanos.

En este sentido, el analista ha aseverado que, para EE.UU. y en general para todas las sociedades capitalistas, los negocios están por encima de las personas y de la ética.

“EE.UU. asesina a quien le da la gana, cuando le da la gana y en donde le da la gana. EE.UU. tiene una ley que permite a grupos especiales de sicarios con la orden directa del presidente de Estados Unidos asesinar a cualquier persona en el mundo, lo que pasa es que lo hacen en secreto y lo hacen en silencio”, conforme una ley activada a partir de septiembre de 2001, tras los atentados del 11 de septiembre en EE.UU., ha ahondado de San Vicente. 

Fuente: HispanTV Noticias

tmv/ncl/myd/mjs