• Colocan carteles que representan al periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi fuera del consulado saudí en Estambul, 25 de octubre de 2018. (Foto:AFP)
Publicada: lunes, 5 de noviembre de 2018 8:56
Actualizada: lunes, 5 de noviembre de 2018 10:57

Los hijos del periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi exigen que les sea entregado pronto el cuerpo de su padre.

“Lo único que queremos ahora es enterrarlo en Medina, con el resto de su familia... es una tradición islámica, un problema humanitario básico. Creemos que se puede lograr enterrándolo en el lugar donde quería ser enterrado”, dijo el domingo Salah, de 35 años, el hijo mayor de Jamal, en una entrevista exclusiva en Washington con la cadena estadounidense CNN.

Salah y Abdolá Khashoggi describieron a su padre de persona “generosa y muy valiente” que amaba a su país y aseguraron que han soportado semanas de angustia e incertidumbre después de su desaparición y asesinato.

Abdolá, de 33 años, confió en que su padre no sufriera mucho y que su asesinato “fuera rápido”.

Lo único que queremos ahora es enterrarlo en Medina, con el resto de su familia... es una tradición islámica, un problema humanitario básico. Creemos que se puede lograr enterrándolo en el lugar donde quería ser enterrado”, dijo Salah, el hijo mayor de Jamal Khashoggi, periodista saudí asesinado.

 

La muerte de Jamal Khashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post, que vivía en el exilio autoimpuesto en Estados Unidos desde hace un año para evitar un posible arresto en su país, desató un escándalo a nivel internacional que hizo tambalearse a la monarquía saudí.

El rastro de Jamal se perdió el 2 de octubre, cuando entró al consulado saudí en la ciudad turca de Estambul. El viernes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a autoridades de alto nivel saudíes del asesinato de Khashoggi. La Fiscalía turca aseguró que el cuerpo del hombre fue desmembrado tras ser estrangulado, mientras que The Washington Post informó de que los investigadores manejaban la hipótesis de que el cuerpo fue disuelto en ácido.

Los saudíes, en un principio, negaron cualquier implicación en la desaparición del periodista, pero tras la fuerte presión internacional la Fiscalía saudí confirmó la muerte de Khashoggi en una “pelea” en la sede consular, y días después anunció que su asesinato fue premeditado.

Salah, que se encuentra en EE.UU. desde hace varias semanas después de que le retiraran la prohibición de viajar al extranjero, dijo que tiene fe en que el rey saudí “llevará ante la justicia a los responsables” del asesinato de su padre.

A pesar de que Jamal era conocido como un crítico de la monarquía saudí, sobre todo, del príncipe heredero Muhamad bin Salmán, Salah afirmó que su padre era “un hombre moderado, que nunca fue un disidente”.

ftm/mjs/nii/

Comentarios