• El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, espera en su despacho, donde celebrará una reunión laboral.
Publicada: miércoles, 15 de julio de 2015 2:33
Actualizada: sábado, 9 de septiembre de 2017 7:06

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, han abordado vía telefónica el tema de la guerra en Yemen y la conclusión de los diálogos nucleares entre Irán y el Grupo 5+1.

Según un informe de la Casa Blanca, los dos líderes han insistido en la necesidad de poner fin a los combates en el territorio yemení, mientras que el régimen saudí continúa su incesante bombardeo contra el país más pobre del mundo árabe.

Ambos, agrega el informe, hablaron sobre la importancia de garantizar que todos los yemeníes que viven en conflicto puedan alcanzar las ayudas humanitarias.  

Obama ha llamado a Salman desde el Air Force One, a bordo del cual ha viajado hasta a Filadelfia, en el noreste de Estados Unidos, para dar un discurso ante la Asociación Nacional para el Desarrollo de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).

Arabia Saudí lanzó una ofensiva militar contra Yemen con el visto bueno de Estados Unidos, prescindiendo del permiso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un intento por eliminar de la ecuación a Ansarolá y restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, un estrecho aliado de Riad.

El jefe del Estado norteamericano, además, durante esta conversación se ha comprometido a realizar todos los esfuerzos para promover las capacidades y las potencialidades de sus aliados y socios de la zona (Oriente Medio).

Tras meses de maratónicas reuniones, Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, China, Rusia y Francia, más Alemania) han anunciado este lunes la conclusión de sus diálogos sobre el caso del programa iraní de energía nuclear, algo que fue saludado por un gran número de líderes mundiales.

Las partes han publicado un texto de 159 páginas que tiene que presentarse dentro de unos días al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para que mediante una resolución lo convierta en un documento oficial.

Según este texto, Irán será reconocido como potencia nuclear con derecho al enriquecimiento de uranio y acceso al ciclo completo de combustible nuclear y se anularán todas las sanciones económicas y financieras impuestas contra el país persa por su programa de energía nuclear.

mpv/ncl/nal