• El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, 12 de julio de 2017.
Publicada: viernes, 21 de julio de 2017 1:05
Actualizada: viernes, 21 de julio de 2017 1:56

El rey de Arabia Saudí ha ordenado este jueves la creación de una nueva agencia de seguridad en el reino árabe.

El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, ha ordenado la creación de una nueva agencia de seguridad, la cual se denominará ‘Presidencia de la Seguridad Nacional’, un ente que dirigirá el general Abdulaziz bin Mohamad Howairini, quien tendrá un cargo ministerial y responderá directamente al rey saudí.

Anteriormente, el ministro del Interior era el encargado de supervisar las agencias de seguridad de Arabia Saudí, pero ahora la delegación de la responsabilidad de este nuevo órgano, según analistas, evidencia de que el rey Salman busca disminuir las prerrogativas del Ministerio del Interior.

El comunicado de prensa de la agencia oficial saudí SPA insiste en que los cambios realizados en la estructura del poder de esta monarquía árabe tienen como objetivo "elevar al máximo el nivel de preparación" de los cuerpos de seguridad para encarar "los últimos acontecimientos"

Fuentes saudíes citadas por la agencia británica Reuters afirman que la disminución de poderes de dicho Ministerio se relaciona directamente con la reciente destitución del exheredero del trono saudí, Mohamad bin Nayef, quien, como indican reportes, fue detenido y obligado a ceder ante Mohamad bin Salman, hijo del actual rey.

 

Por otra parte, el decreto del rey saudí reemplaza al jefe de la Guardia Real, asignando al general Suheil al-Mutiri a este puesto, mientras que también designa a Mohamad El Kuwaiz como jefe de la Autoridad de Mercados de Capital de Arabia Saudí.

En este contexto, analistas citados por diferentes agencias de noticias creen que las reformas en la cúpula del poder intentan fortalecer la posición y aumentar el poder del rey saudí y su hijo, quien en poco tiempo ha llegado a ocupar altos cargos en el reino árabe.

Los críticos, no obstante, hacen hincapié en que Bin Salman ha embarcado a Riad en una costosa y hasta ahora fracasada guerra en Yemen, que ha dejado decenas de miles de muertos entre la población civil por lo que, argumentan, es riesgoso que ocupe altos cargos en Arabia Saudí.

hgn/ctl/lvs/rba