• El rey saudí, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, junto con la primera ministra británica, Theresa May.
Publicada: lunes, 5 de junio de 2017 8:16

Arabia Saudí ha proporcionado decenas de miles de dólares a parlamentarios británicos para conseguir su apoyo a la agresión a Yemen.

Datos publicados por el Parlamento del Reino Unido, informó el domingo la página web The Intercept, muestran que desde el comienzo de la agresión contra Yemen, Arabia Saudí les dio a los parlamentarios conservadores británicos varios regalos y pagó sus costos de viaje a este país árabe.

Las estadísticas publicadas por el Parlamento británico muestran que en total desde marzo de 2015 (cuando comenzaron los ataques saudíes contra Yemen) hasta el mes de mayo de 2017 los parlamentarios conservadores recibieron beneficios valorados en 128.035 dólares del régimen saudí en regalos y costos de viaje a Arabia Saudí.

Más precisamente, The Intercept señala el caso del parlamentario Rehman Chishti, quien desde febrero de 2016 gana unos 2600 dólares al mes por prestar servicios como asesor al Centro del Rey Faisal para la Investigación y Estudios Islámicos, un think tank saudí, mientras que hay evidencias de que Chishti no participa en las reuniones de este instituto ni se mantiene en contacto.

 

La conservadora Charlotte Leslie, quien preside las discusiones parlamentarias sobre la política exterior en Oriente Medio, también recibió una canasta de alimentos valorada en más de 640$ procedente de la embajada saudí en Londres, la capital del Reino Unido.

De este modo, argumenta The Intercept, Arabia Saudí ha influenciado las decisiones de los funcionarios políticos británicos y ha hecho que estos apoyen la campaña militar del régimen de Riad en Yemen, el país más pobre del Oriente Medio.

Del mismo modo, asegura, estos regalos saudíes han causado que el Gobierno británico decidiera reprimir un informe sobre los patrocinadores financieros de grupo terroristas que señala a los vínculos de Arabia Saudí con los extremistas.

En los últimos años Arabia Saudí ha estado expandiendo sus esfuerzos para ejercer influencia sobre Gobiernos extranjeros de modo que ya hay más de 145 individuos registrados en EE.UU. que trabajan para aumentar la influencia de Riad en Washington mientras que en 2015 solamente había 25 agentes.

hgn/ktg/nal

Commentarios