• Frauke Petry, la líder del partido ultraconservador AfD (siglas alemanas de Alternativa para Alemania).
Publicada: domingo, 31 de enero de 2016 17:22

Los guardias fronterizos alemanes deben disparar a los refugiados que tratan de cruzar la frontera y entrar a Alemania, opina Frauke Petry, la líder del partido ultraconservador AfD.

“Los agentes deben usar armas de fuego si es necesario para impedir que refugiados crucen las fronteras de forma ilegal”, dijo Petry en una entrevista publicada el sábado en el rotativo alemán Mannheimer Morgen.

Los agentes deben usar armas de fuego si es necesario para impedir que refugiados crucen las fronteras de forma ilegal”, dijo Frauke Petry, la líder del partido ultraconservador AfD (siglas alemanas de Alternativa para Alemania).

La líder de AfD (siglas alemanas de Alternativa para Alemania), la tercera formación más popular de Alemania, trató de defender sus declaraciones asegurando que el uso de armas de fuego contra los refugiados debe ser permitido solamente como un último recurso en este caso.

Refugiados llegan a una zona con tiendas de campaña en el puente de Donnersberg cerca de la estación central de trenes en Munich, sur de Alemania, 13 de septiembre de 2015.

 

También llamó a aumentar las medidas de seguridad en las fronteras orientales y sureñas de Alemania para disminuir el flujo de los refugiados que huyen de zonas de conflicto como Irak, Siria y Sudán para buscar asilo en los países desarrollados.

Sus declaraciones han atraído críticas de varias personalidades políticas y hasta del jefe del principal sindicato de la Policía de Alemania (GdP), Joerg Radek, quien ha calificado las afirmaciones de Petry como acusaciones para movilizar a la población en contra de los refugiados.

“El último político alemán que elogió disparar a los refugiados era Erich Honecker”, ha dicho, haciendo referencia al líder comunista alemán que planificó el Muro de Berlín, que separaba a Alemania Oriental de Alemania Occidental, en la que guardias de la Alemania Oriental, de ideología comunista, disparaban a los que trataban de cruzar la frontera y llegar a al oeste del Muro de Berlín.

Agentes de la Policía de Alemania Occidental impiden que los guardias fronterizo de Alemania Oriental disparen a una joven que escapó del Estado comunista, antes de la construcción del Muro de Berlín, 1955.

 

Más de 600 personas murieron por disparos de guardias fronterizos de Alemania Oriental desde 1961 hasta 1989, cuando fue demolido.

La gran afluencia de solicitantes de asilo hacia el norte de Europa en los últimos meses a causa de los efectos del terrorismo tanto sobre la inseguridad como en la disponibilidad de alimentos, ha provocado en la Unión Europea (UE) un aumento de la xenofobia y las tensiones políticas.

hgn/ktg/nal