• MSF tacha de "crimen de guerra" ataque de EEUU a hospital afgano
Publicada: martes, 6 de octubre de 2015 15:12
Actualizada: domingo, 11 de diciembre de 2016 4:25

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha tachado este martes de crimen de guerra el ataque mortal lanzado contra su hospital en la ciudad norteña afgana de Kunduz.

La organización MSF ha denunciado también que EE.UU. y el propio Gobierno de Afganistán dan diversas explicaciones sobre el citado bombardeo.

La realidad es que fue EE.UU el que lanzó las bombas. EE.UU. atacó un hospital grande lleno de pacientes heridos y de personal de Médicos Sin Fronteras. Los militares de EE.UU. siguen siendo responsables de los objetivos que atacan, incluso si son parte de una coalición", denunció Médicos Sin Fronteras (MSF).

En este sentido, el Pentágono explicó el lunes que había realizado el bombardeo a instancias de las Fuerzas Armadas de Afganistán, a pesar de haber esgrimido otro tipo de explicaciones que apuntaban a que el asalto se había producido para defender a las tropas estadounidenses.

A su vez, el Ministerio afgano de Defensa había justificado los ataques aéreos señalando que integrantes del grupo Talibán se hallaban en el interior del centro sanitario, afirmación desmentida por MSF.

Asimismo, el director general de MSF, Christopher Stokes, ha señalado la jornada de hoy que la ONG exige que un organismo internacional independiente investigue este crimen de guerra.

Director general de MSF, Christopher Stokes.

 

"La realidad es que fue EE.UU el que lanzó las bombas. EE.UU. atacó un hospital grande lleno de pacientes heridos y de personal de Médicos Sin Fronteras. Los militares de EE.UU. siguen siendo responsables de los objetivos que atacan, incluso si son parte de una coalición", denuncia la ONG.

Igualmente, al calificar de un incidente imposible de justificar, Stokes ha aseverado que muchas personas están intentando, por todos los medios, responsabilizar al Gobierno de Afganistán de lo sucedido.

Por su parte, el secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, ha prometido una completa investigación en la que se buscará dilucidar si el Ejercito estadounidense estuvo involucrado en el incidente.

Secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter.

 

Además, de acuerdo con Stokes, la postura adoptada por ambos países hacia el ataque indica que las fuerzas afganas y estadounidenses decidieron juntas la destrucción de un hospital en pleno funcionamiento.

De igual manera, MSF criticó el lunes  los alegatos de Washington para eludir su responsabilidad en los ataques al centro sanitario de Kunduz y recalcó que esos bombardeos fueron perpetrados por Estados Unidos.

Las fuerzas aéreas de EE.UU. bombardearon el hospital de MSF en Kunduz la madrugada del sábado. En el suceso 22 personas perdieron la vida, entre ellas 12 miembros del personal de MSF.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) afirmó el sábado que los ataques de EE.UU. al hospital podrían ser considerados actos criminales.

Al respecto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió una investigación imparcial para esclarecer lo sucedido y llevar ante la justicia a los culpables del ataque.

tqi/anz/rba