• Personal médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) trata a los civiles heridos tras el ataque aéreo perpetrado por EE.UU en la ciudad afgana de Kunduz (norte), 3 de octubre de 2015.
Publicada: sábado, 3 de octubre de 2015 18:37

La ONU ha afirmado este sábado que el ataque de EE.UU. a un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Afganistán podría ser considerado un criminal.

"Este evento es absolutamente trágico, inexcusable y posiblemente incluso criminal", ha declarado Zeid Raad al-Husein, el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos.

Este eveno es absolutamente trágico, inexcusable y posiblemente incluso criminal", denuncia Zeid Raad al-Husein, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Asimismo ha pedido una completa y transparente investigación sobre lo sucedido, agregando que si se "considera que debe ir a una corte de justicia, un bombardeo a un hospital puede ser considerado como crimen de guerra".

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al-Husein.

 

Estados Unidos ha admitido que sus aviones de combate atacaron la madrugada del sábado un hospital de Médicos Sin Fronteras en la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán.

En este sentido, el jefe del Pentágono, Ashton Carter, ha informado del inicio de una investigación abierta para intentar aclarar lo ocurrido en Kunduz.

"Hay en marcha una investigación completa del trágico incidente y seguimos en coordinación con el Gobierno afgano", ha explicado.

El jefe del Pentágono también ha recordado que en la zona donde se encuentra el hospital se habían producido intensos combates en las últimas horas entre las fuerzas gubernamentales y los talibanes.

Por otra parte, la Misión de Asistencia de la Organización de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha condenado este último bombardeo de EE.UU. al hospital de MSF, donde en el momento del ataque había alrededor de 200 personas.

Desde MSF denuncian que el bombardeo continuó "durante 30 minutos después de que se informara a responsables militares de Kabul y Washington" y han pedido una respuesta "urgente" para comprender lo ocurrido.

Los últimos informes hablan de al menos 16 muertos y 37 heridos graves debido al inopinado ataque de EE.UU.

Estados Unidos invadió Afganistán en 2001 con el pretexto de combatir a los talibanes, y desde entonces ha provocado una masacre entre los civiles.

mpv/nii/