• Mujeres afganas se manifiestan contra masacre de sus compatriotas, Herat, 2 de octubre de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 2 de octubre de 2022 14:30

Mientras en el mundo entero alegan estar preocupados por los derechos de las mujeres en Irán, nadie habla sobre la reciente masacre de mujeres afganas.

Todo inició tras la trágica muerte de Mahsa Amini de 22 años, acaecida el 16 de septiembre en un hospital días después de que fuera detenida por la policía; aunque su fallecimiento está bajo investigación, diferentes ciudades de Irán fueron escenarios de violencia callejera protagonizada por vándalos que se infiltraron en protestas por la muerte de la joven iraní.

En medio de los actos vandálicos, medios occidentales han echado leña al fuego acusando a Irán de violar los derechos de las mujeres. En efecto, estos medios y los financiados por Arabia Saudí se sumaron rápidamente a la tendencia, aprovechando la coyuntura para atacar al país persa y criticar sus políticas.

Eso mientras no han hecho nada cuando al menos 30 mujeres afganas perdieron la vida el viernes en un ataque terrorista perpetrado por la banda takfirí Daesh en un centro educativo en Kabul, la capital de Afganistán.

 

Esta actitud muestra que los medios de comunicación occidentales no buscan, como alegan, defender a las mujeres iraníes, sino lanzar una guerra mediática a ultranza contra la República Islámica, a través de la difusión del odio e incitación de más violencia y disturbios para socavar la seguridad y estabilidad en el país persa.

Es obvio que la muerte de Mahsa Amini causó dolor al pueblo persa, pero al mismo tiempo se convirtió en una excusa para los abusos de algunos simpatizantes de grupos terroristas y separatistas que tienen la intención de atacar a Irán y a los iraníes. Al iniciar reuniones ilegales y dañar la propiedad pública y privada, estas personas ayudaron a los enemigos de Irán a crear inseguridad y dividir el país.

Tal y como denuncian los expertos, enemigos incitan a generar disturbios para dañar la imagen de Irán. Eso mientras ya las autoridades del país persa habían advertido a los manifestantes sobre la necesidad de estar atentos ante el abuso de las reuniones de protesta por parte de los alborotadores y vándalos.

ftn/ncl/mkh