• Soldados de EE.UU. se protegen durante un enfrentamiento cerca de Kandahar, sur de Afganistán, 23 de agosto de 2011. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 7 de julio de 2020 10:09
Actualizada: martes, 7 de julio de 2020 13:35

Estados Unidos continúa sufriendo bajas en Afganistán. Un soldado de 21 años ha sido asesinado en el suroeste del país asiático, confirma el Pentágono.

Según informó el lunes el diario Pakistan Observer, el cadáver sin vida de Vincent Sebastian Ibarria se encontró el viernes en un vehículo en la ciudad afgana de Farah. El Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono), ha anunciado que el efectivo estaba participando en la Operación Centinela de la Libertad (OFS, por sus siglas en inglés) en dicha localidad.

Las autoridades estadounidenses han abierto una investigación sobre la muerte de Ibarria, nacido en San Antonio, en el estado occidental de Texas. Se trata del noveno militar norteamericano que muere en Afganistán en lo que va del año y el segundo, proveniente de San Antonio.

The Iraq Coalition Casualty Count, un sitio que rastrea las muertes y otros datos relacionados con la guerra en Irak y Afganistán, informó que él era el 2450.º soldado estadounidense que murió en el territorio afgano desde que comenzaron las operaciones militares de EE.UU. allí en 2001.

 

Estados Unidos tiene actualmente 8600 soldados desplegados en Afganistán y ha anunciado que tiene previsto reducirlos. La Administración del presidente Donald Trump busca la reducción de las tropas mientras el grupo armado Talibán continúa llevando a cabo ataques contra las fuerzas gubernamentales a pesar de firmar un acuerdo de paz con Washington. Parece que la Casa Blanca ya no quiere criticar a los talibanes por la escalada de violencia.

El acuerdo de paz de Catar obliga a EE.UU. a sacar a sus tropas y a las de sus aliados de Afganistán en un plazo de 14 meses y acabar con su prolongada presencia en el país asiático, devastado por la guerra. Los talibanes, por su parte, se comprometieron a no permitir que otros grupos terroristas, incluidos EIIL (Daesh, en árabe) y Al-Qaeda, utilicen el territorio afgano para operaciones contra Estados Unidos y sus aliados.

Afganistán sigue en guerra pese a que ya han transcurrido más de 19 años del despliegue de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), comandada por EE.UU., so pretexto de erradicar al grupo armado Talibán y establecer la seguridad en este país. La invasión ha dejado decenas de miles de muertos, en su mayoría mujeres y niños.

msm/ktg/mjs/msf