• La Haya investiga crímenes de guerra en Afganistán
Publicada: jueves, 5 de diciembre de 2019 21:25
Actualizada: jueves, 5 de diciembre de 2019 22:01

Sigue la audiencia de la apelación en la Corte Penal Internacional (CPI) sobre la investigación de crímenes de guerra en Afganistán. Uno de los acusados es EE.UU.

En los Países Bajos, centro de justicia y sede de la CPI, la Fiscalía reveló que cerca de 18 000 personas murieron en Afganistán entre el 2009 al 2016; una cifra escalofriante que, por sí sola, evidencia graves crímenes.

Además en la corte se discutieron la existencia de los grupos armados como Talibán, y el terrorista, la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe), como otras pruebas que demuestran la existencia de crímenes de guerra y contra humanidad en el país asiático. Sin embargo, la presencia militar de EE.UU. y la tortura que ha ejercido durante años, parece ser la mayor razón de los delitos.

Los intentos por llevar a la corte a EE.UU., han provocado la ira del país norteño. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ya ha prohibido la emisión de visas al personal de la CPI a su territorio. Pero a Afganistán solo le importa que se ejerza la justicia.

En 2001, EE.UU. invadió Afganistán bajo el pretexto de derrocar a Talibán e intensificar la lucha antidroga. La intervención militar, no obstante, sólo agravó la situación, aumentó la inseguridad y allanó el camino para el surgimiento de Daesh en este país, después de que perdiera los territorios que controlaba en Irak y Siria.

xsh/mjs

Comentarios