• La fiesta divina

El mes sagrado del Ramadán es celebrado por musulmanes en todo el mundo. Los musulmanes de hecho esperan con ansiedad la llegada de este mes sagrado y tratan de apreciar cada día de este mes. En realidad el ayuno no es exclusivo del Islam. Judíos y cristianos devotos también practican su propia versión del ayuno.

Ramadán no es sólo un mes de reflexión personal para acercarse al Todopoderoso. De hecho, muchos de los mejores aspectos de este mes se manifiestan en las actividades sociales. Los actos de caridad son abundantes, la gente ora y rompe su ayuno en grandes reuniones. De esta manera, se fortalecen los vínculos espirituales del individuo, así como los lazos sociales.

 

jueves, 6 de abril de 2017 0:19
Commentarios