• Desechos de los supermercados británicos

Las grandes superficies de Gran Bretaña obtienen enormes ganancias, pagan mal a los agricultores, explotan su propio personal y causan enormes daños a los consumidores y minoristas.

El sector oligopolio de las grandes superficies del Reino Unido está cada vez más dominado por unas pocas empresas gigantes. Cuatro de ellas como TESCO, ASDA, Sainsbury y Morrisons deciden sobre el sustento de las personas, lo que comen y cómo lo consumen.
El poscolonialismo y el mundo en desarrollo proporcionan productos baratos para los estantes de las grandes superficies británicos que pueden beneficiarse de las malas condiciones económicas porque pueden comprar barato y vender al público.
En medio de hambre creciente y pobreza, en Inglaterra las grandes superficies  producen montañas de residuos de alimentos perfectamente buenos que podrían alimentar a millones de personas que apenas tienen acceso a alimentos adecuados o saludables.

miércoles, 26 de julio de 2017 14:55
Commentarios