• Algunas personas viven aquí

Julio de 1988, los habitantes del pueblo de Zardeh en la provincia de Kermanshah, fueron víctimas de un ataque químico del régimen iraquí, que causó la muerte de muchas personas.

Décadas después los que sobrevivieron siguen sufriendo los efectos de las sustancias químicas en su sangre. Decenas de personas padecen de cáncer y los niños nacen con discapacidad.

miércoles, 28 de junio de 2017 22:03
Commentarios