• Llamas suecas

En mayo de 2013, a raíz de la muerte de un anciano por disparos de la policía sueca, Estocolmo, la capital de Suecia, fue escenario de cinco días de disturbios protagonizados por jóvenes de Husby, un suburbio al oeste de Estocolmo mayoritariamente habitado por inmigrantes.

Además de las controversias generadas en torno a la acción de la Policía en el caso del anciano, los fuertes enfrentamientos que se produjeron entre los jóvenes y las fuerzas de seguridad sacaron a la luz la verdad sobre la indignación de la población inmigrante del país.

mhn/mla/mkh

jueves, 10 de agosto de 2017 3:17
Commentarios