• Detrás de la Razón - Se pelean Irak, Estados Unidos, Turquía e Israel ante el cálculo de Rusia

Independentismo está a la orden del día. Tratamos uno que no por ser menos famoso que el de Cataluña sea menos importante por contrario, quizá éste sea mucho más.

Esto no por el factor de los seres humanos, sino porque ahí convergen muchos intereses mundiales y porque lo que pase ahí podría desencadenar sismos en toda la estructura de la política global.

El Kurdistán de Irak nos toca hoy. Y nos toca con súplicas desde el Gobierno iraquí para que el Gobierno kurdo no haga el referéndum programado para el próximo 25 de septiembre, una solicitud que tiene tintes de advertencia y algo más porque incluso desde Bagdad se ha hablado de una intervención militar.

"Consideramos que el referéndum es inconstitucional, esta es la posición del Gobierno iraquí: es inconstitucional, todos somos parte de este país y no se puede conseguir la separación o algo así, sin un acuerdo nacional", puntualiza el primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi.

Pero eso no parecer ser suficiente para que los kurdos, claro los que quieren, al menos una gran parte de la población de esa zona, se dobleguen y abandonen la idea de tener su propio país, y por ende, una nueva nación en el planeta.

Desde el siglo pasado, a raíz de que cayó el Imperio Otomano, se ha desatado una serie de luchas y maromas donde todo el mundo ha metido su cuchara, en la que el Kurdistán se ha querido separar. Los intereses geopolíticos han intervenido desde Estados Unidos hasta la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En el 2005, la intentona separatista comenzó nuevamente a crecer, apaciguada por los años recientes debido al terrorismo, pero ahora que el terrorismo está perdiendo, el Kurdistán ha dicho "es la hora".

"No creo que nadie pueda oponerse a la gran ola de la población del Kurdistán cuando deciden su destino. Tal vez habrá algunos intentos de frustrarlo. Vamos a hacer todo lo posible para no permitir que eso suceda", asegura Masud Barzani, el presidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, quien pretende cambiar el mapa de Oriente Medio con la aparición de nuevos intereses internacionales agregando una nación, y ahora le digo por qué.

A la independencia se oponen desde dentro, el Gobierno de Irak, y desde afuera, los vecinos. Irán, Turquía, y más allá incluso y extrañamente también, Estados Unidos. Unos con mayor o menor fuerza critican el movimiento de secesión. Pero adivine quién es el único que no se opone, por el contrario, celebra y dice que sería el primero en reconocer y usar la independencia del Kurdistán: el régimen de Israel, que adelanta con hacer negocios multimillonarios.

Pero, se ha preguntado ¿por qué es tan importante el Kurdistán para muchos en el mundo? El Kurdistán tiene debajo de sus tierras una de las reservas de petróleo más grandes del mundo (por cierto, Irak y el Kurdistán venden petróleo sin compartir ganancias). Es además rico en carbón, cobre, oro, hierro, piedra caliza (que se utiliza para producir cemento), mármol y zinc.

Las empresas más importantes del mundo como Exxon, Total, Chevron, Talisman Energy, Genel Energy, Hunt Oil, Gulf Keystone Petroleum, y Marathon Oil, han operado ahí con jugosos intereses.

¿Ahora queda claro porque dije al principio que esta dependencia o independencia hace depender en cierta medida los pendientes de la agenda global? Hoy, lamentablemente, muchos todavía siguen buscando el control de los sucios y contaminantes hidrocarburos, oro negro por el cual se está aun dispuesto a matar, reconfigurar mapas, engañar y quizá a hacer terrorismo.

Desde la prensa de Turquía se habla de un acuerdo tras bambalinas entre el régimen de Israel y el Kurdistán de repatriar a 200.000 judíos israelíes que viven en los territorios ocupados y que son de origen kurdo. Así, lo primero que haría el régimen de Israel sería comenzar a comerciar con el petróleo del Kurdistán. ¿Por qué el régimen de Tel Aviv quiere el Kurdistán libre, realmente quiere comerciar con petróleo kurdo?

En Detrás de la Razón: los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/hnb

domingo, 17 de septiembre de 2017 22:17
Commentarios