• Detrás de la Razón - ¿Invasión militar? Arabia Saudí contra Catar, detrás Estados Unidos

Sí, el asunto no es decir ahora que Catar es el bueno y que está siendo asfixiado por Arabia Saudí, sino y sobre todo, apuntar el tamaño de la prepotencia y abuso de poder de Riad.

Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto tienen bloqueado, embargado y medio asfixiado a Catar porque les cae mal lo que hace. Le tienen bloqueadas todas las vías: no pasa ni un barco, ni un coche, ni un camión y ningún avión catarí en ningún espacio de estos cuatro seguidores de la monarquía (y le pongo así, porque está Egipto, que le han de gustar las coronas).

Ahora le envían una lista de exigencias que tendría que cumplir Catar si quiere ser desbloqueado, desembargado y regresar al club de las poderosas, ostentosas y lujosas petromonarquías del Golfo Pérsico. Vea usted nada más las exigencias de la mentada lista que además tiene caducidad, 10 días como ultimátum para negociar.

Sólo con una nos da para hacer un programa entero, que además cada exigencia guarda detrás un escenario maquiavélico. La más fácil: ¿El pedir que se cierre un medio de comunicación, una televisora, además mundial, no le dice a usted cuál es el concepto de libertad, respeto, democracia y autocrítica de un régimen? Claro, los regímenes no tienen autocrítica.

Pues esta es una de las exigencias que Arabia Saudí pide a Catar, que cierre su televisora mundial Al-Jazeera. Los programas y la información le dan alas a los inconformes y opositores que viven en Arabia Saudí, Baréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, el del flamante Dubái, y eso no les gusta.

Seguimos con un punto crítico: Irán. "Tienes que alejarte de Irán", le piden a Catar, porque a Arabia Saudí no le gusta que se acerquen a Irán, lo acusa de querer dominar la región y hasta de terrorismo, aunque en realidad más bien parece que le molesta, que quiera dominar la región, y el poder regional iraní, le estorbe e incomode.

Otro punto aún más maquiavélico es que Catar deje de financiar el terrorismo, que ya no sea el malo que apoye a grupos terroristas como EIIL (Daesh, en árabe), Al-Qaeda, y otros considerados por Estados Unidos como terroristas como el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y los Hermanos Musulmanes.

Si la exigencia de Al-Jazeera es como para reír, esta es peor. Cómo se le ocurre a Arabia Saudí exigirle a Catar que deje de financiar grupos terroristas (no porque Catar no lo haga, insisto desde el principio, que Catar no es que ahora sea el bueno y que esté siendo asfixiado, sino el problema es el abuso de Arabia Saudí).

Cuando desde Arabia Saudí ha salido el oro, petróleo, ideas, instrucciones, armas, dinero para financiar al terrorismo que hoy se está devorando el mundo, afirmación que no puedo dejar de recordar de la propia exsecretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton. Pues sí, así es, Arabia Saudí, hablando de orejas, y no porque las tengas de burro. Otras amenidades son la expulsión de todos los ciudadanos de los países que requieren a Catar.

¿Qué hay detrás de todas las exigencias?

¿Por qué está haciendo esto Arabia Saudí?

¿Fue Donald Trump quien ordenó todo esto?

¿Cuál es el objetivo de aislar a Catar?

¿Peligra el petróleo y el gas?

¿El suministro y su precio?

Catar tiene un ultimátum de 10 días para contestar. Si no contesta, le dirán adiós para siempre. "La alternativa no es la escalada, la alternativa es despedirse, es muy difícil para nosotros mantener una agrupación colectiva con uno de los socios, promoviendo activamente lo que es una agenda extremista y terrorista", afirmó Anwar Mohammed Garqash, canciller de Emiratos Árabes Unidos.

El análisis, las preguntas y respuestas en Detrás de la Razón. Recuerde, nosotros abrimos la baraja y usted escoge la carta. A las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 26 de junio de 2017 23:31
Commentarios