• Detrás de la Razón - El poder de una familia británica que ordenó creación de Israel

En una hoja de papel, hace 100 años, se iniciaron gran parte de los problemas que vemos hoy y que hemos visto por décadas.

Sangre, guerra, violencia, odio, rencor, cerrazón, y más violencia. En la hoja de papel, se establecieron los prolegómenos del espíritu británico del Reino Unido o de la Gran Bretaña.

La confesión explícita de que utilizarían todos los medios al alcance para darle un país a una minoría religiosa que además no comulgaba con su perfil de gobierno y sociedad. Le rinden simpatía y compromiso y a cambio le piden respetar a los pueblos que habitan el lugar donde será instalada la nación.

Esto es en esencia la Declaración de Balfour, hecha por el ministro de Exteriores del Reino Unido de aquel tiempo, Arthur James Balfour, el 2 de noviembre de 1917, y que es prácticamente la confesión y el compromiso de los británicos para darle al pueblo judío lo que deseaba.

“Estimado Lord Rothschild: Tengo el placer de dirigirle a usted, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía a las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida y aprobada por el Gabinete: El Gobierno de Su Majestad contempla con beneplácito el establecimiento en Palestina de una nación para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, entendiéndose claramente que no se hará nada que perjudique los derechos civiles ni religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, ni los derechos ni estatus político de los judíos en cualquier otro país. Estaría agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista”. Dice la carta dirigida al barón Lionel Walter Rothschild, líder judío para que se la transmitiera a la Federación Sionista.

Y aquí viene lo bueno. A quién era dirigida la carta, es lo más importante. ¿Quiénes son los Rothschild? La familia Rothschild, de origen judío alemán, es una dinastía de banqueros con riqueza inimaginable.

La historia empieza con Mayer Amschel Rothschild. En 1760 estableció su negocio bancario en Frankfurt, Alemania. Es conocido como el padre de las finanzas internacionales. Realizaba el pago de mercenarios y estuvo involucrado en el financiamiento de las guerras del emperador francés Napoleón Bonaparte.

Los Rothschild realizaban también otros negocios como el comercio a gran escala, de bienes de lujo, suministros militares y hasta contrabando. El imperio inició cuando Mayer puso a sus 5 hijos en los centros financieros más importantes de Europa, en Frankfurt, Viena, Londres, Nápoles y París. Éstos empezaron a controlar prácticamente el mundo financiero.

Los Rothschild fueron así pioneros de la creación del régimen de Israel y los mayores protectores de los judíos que emigraron a Palestina para establecerse como colonos.

Preguntemos entonces: Por qué un país como el Reino Unido le rinde reverencia a una minoría, a un grupo religioso minoritario además, prometiéndole todo su esfuerzo para darle un país? ¿Por qué no hicieron eso con los cristianos, los católicos o los musulmanes? Más cuando la reina y el reinado era y es totalmente cristiano, y los judíos en aquél entonces y para ellos, no eran para nada su devoción. Esta y más preguntas nos esperan en este capítulo a 100 años de la hechura y redacción de la controvertida Balfour.

En Detrás de la Razón: los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/hnb

lunes, 30 de octubre de 2017 0:28
Commentarios