• El color del dinero - La cara oculta del boom africano
lunes, 3 de junio de 2013 5:27

Niños desnutridos, escalofriantes guerras civiles, epidemias, inestabilidad, conflictos tribales, todos estos lugares comunes han configurado una imagen tópica del continente africano en la mentalidad occidental.

Pero los tiempos cambian. El continente está creciendo como nunca antes y tiene una oportunidad única para sacar a millones de personas de la pobreza endémica. Según datos del Banco Mundial, el 25 por ciento de los países de África han crecido por encima del 7 por ciento, lo que les coloca entre los países que más crecen en el mundo. La media de los países subsaharianos es de un crecimiento del 4.7 por ciento, cuando la media de los países emergentes es del 4.9 por ciento. Además, si se excluye la economía de Sudáfrica, que es la más importante de toda la región, ese crecimiento medio es del 5.8 por ciento. Estas sorprendentes cifras invitan a tener esperanza en el futuro del continente. Sin embargo, la realidad es tozuda y se resiste a cambiar. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), un 30% de la población africana sigue siendo víctima la hambruna. Además, las diferencias sociales se fortalecen en lugar de remitir, como demuestra la desigualdad en el acceso a la salud, la educación, el agua y el saneamiento. Aunque hay motivos para el optimismo, África tiene aún un largo y duro camino por delante. 

Comentarios