• El color del dinero - El mundial de la discordia
lunes, 17 de febrero de 2014 17:17

La celebración del campeonato del mundo de fútbol supondrá para Brasil un gasto de más de 17 000 millones de dólares, destinado tanto a modernizar el país como a consolidar frente al resto del mundo su imagen de potencia emergente.

Semejante gasto, el posible desvío de fondos, la exención de determinados impuestos y la adaptación legislativa a las exigencias de la FIFA propiciaron revueltas durante la Copa Confederaciones el pasado mes de junio. En la considerada patria del fútbol, buena parte de la ciudadanía rechaza la gigantesca inversión destinada al evento deportivo y reclama más dinero para los servicios públicos, la sanidad y la educación. A pesar de todo, el Gobierno del gigante sudamericano confía en la rentabilidad del proyecto. El Ejecutivo federal confía en que el efecto conjunto del Mundial y los Juegos Olímpicos genere un alza del PIB del 0,5 % anual hasta el 2018. 

Comentarios