• Detrás de la Razón - Trump pierde ante México y amenaza a los propios estadounidenses

Lo escuchamos hasta al cansancio prometiendo que iba a construir un muro en la frontera y que lo iba a pagar México.

Lo prometió tanto, lo afirmó tanto, lo metió tanto en la mente de sus simpatizantes, que en los mítines, lo aplaudían, lo coreaban y lo aclamaban repitiendo sus propias frases.

México se negó. El presidente Enrique Peña Nieto, tanto en aquella conversación secreta que reveló el Washington Post, como en televisión nacional mexicana, afirmó que México nunca pagará semejante monstruo de racismo y supremacismo.

Hoy vemos al presidente Donald Trump, seguir insistiendo en que construirá el muro, pero como ya no hay patrocinador mexicano, ahora amenaza con sacar el presupuesto del muro de los bolsillos de los estadounidenses.

En la Cámara Baja no encontró tanto problema, pero en el Senado hay muchos opositores incluidos de su propio partido. Es por ello que Trump ha hecho lo que nadie en la historia de EE.UU., amenazó al Congreso, y por ende al propio pueblo estadounidense, de cerrar el Gobierno "shut down", es decir bajar la cortina y paralizar la Administración, si no le dan el dinero que quiere para construir su muro.

Cual si fuera el berrinche de un niño caprichudo que quiere que sus padres le compren cierto castillo, "muro" o juguete, y que si no hace tremendo escándalo o los chantajea con no comer, pues igual está haciendo Trump con querer detener las actividades gubernamentales.

Cerrar el Gobierno es entrar en una parálisis total, solo dejando las actividades más urgentes, pero lo demás se cierra. ¿Es tanto su capricho que no le importaría poner en riesgo la gobernabilidad y la economía de Estados Unidos, con tal de realizar su deseo de construir el muro?

¿Por qué es tan importante el muro, es una cuestión de seguridad nacional, o una cuestión de orgullo político que solo los grandes se pueden dar, cueste lo que cueste? Preguntas que ya se han comenzado a hacer muchos en Estados Unidos.

Así, cada vez, hay más voces acusando y señalando que Trump no está apto para gobernar. La representante Zoe Lofgren, de California, en la resolución 497 ha pedido en la Cámara de Representantes, que médicos y psiquiatras evalúen a Trump para saber si sufre de desorden mental.

La resolución pide que en base en la sección 4 de la Enmienda 25 de la Constitución de los Estados Unidos, se nombre al vicepresidente Mike Pence, como el presidente en funciones. Y no solo Lofgren, el senador Bob Corker, asegura que "Trump todavía no es capaz de demostrar estabilidad ni la competencia que un Presidente deba tener... Ni entiende el carácter de EEUU..."

Así como ellos, muchos, pasando por el ex director de Inteligencia Nacional de EE.UU., James Claper, dibujando a un presidente con un comportamiento "Jekyll-Hyde", recordemos el famoso doctor Jekyll, en la novela de Robert Louis Stevenson, quien padece un trastorno psiquiátrico que hace que tenga dos identidades opuestas, la de un filántropo y la de un misántropo capaz de hacer las cosas más terribles (en psiquiatría, esto hace referencia al trastorno disociativo de la identidad, anteriormente conocido como trastorno de personalidad múltiple).

James Clapper con ello cuestiona la capacidad como presidente. Lo más real es que Trump ha marcado un profundo abismo entre él y su propio partido. Trump insiste que el muro es una cuestión de seguridad nacional, pero quizá no lo sea porque los migrantes que llegan a EE.UU. no son producto de que no haya muro, basta el calor y la fauna para no dejarlos pasar, sino que llegan a territorio estadounidense gracias a la corrupción que los deja pasar.

El costo pondría en riesgo el presupuesto, muchos análisis creen que sobrepasaría los 40.000 millones de dólares. Es por ello que muchos congresistas cuestionan la utilidad de semejante paredón de miles de kilómetros.

Para echar más leña al fuego y dejar entrever su racismo y fobia a los migrantes, ya encendida hace unos día porque no criticó inmediatamente a los supremacistas y nacis de su país, decide utilizar su poder presidencial para darle el indulto y perdonar al Sheriff Joe Arpaio, lo que se traduciría como una total afrenta a todos los migrantes sobre todo a los hispanohablantes, pues el señor Arpaio era un ícono del maltrato y la humillación.

¿Qué camino le depara a Trump? ¿Lo destituirán? ¿Seguirá por más años como presidente? ¿Construirá el muro? ¿Obligará a México a pagarlo? ¿Cerrará el Gobierno de los EE.UU. si no le dan su dinero para construir el muro? Preguntemos en Detrás de la Razón: los analistas contestan y usted en su casa concluye.

Si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los gobiernos ni los medios de comunicación. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/mkh

sábado, 26 de agosto de 2017 20:47
Commentarios