• Detrás de la Razón - ¿Quién es más poderoso? Putin de Rusia o Trump de EEUU

Los países más poderosos del mundo se reunieron en Alemania para, sobre todo y más que todo, sacarse la foto.

Ah, pero esta foto no es una foto normal, de esta foto dependen las políticas y las acciones que afectarán al mundo, su destino y sus decisiones. Y ojo, no porque la foto sea poderosa o por el resultado del Grupo de los 20 (G20), sino porque la foto es ya símbolo y representación de la corriente que los llevó ahí o en su caso de las decisiones mundiales que se han tomado ya antes.

Este es el G20, la reunión de los 19 países más poderosos del planeta, más la Unión Europea (UE). Se reunieron todos en Hamburgo, donde la anfitriona Angela Merkel los recibió: Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, China, Alemania, Francia, Italia, Brasil, México, Australia, Argentina, Canadá, La India, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía, y la UE.

Presidentes y jefes de Estado de estos países en lujosos salones, pronunciando gloriosos discursos o promoviendo sus pensamientos que según ellos iluminan el destino del ser humano. Mandatarios y jefes de Estado hablando en representación de los pueblos del mundo, cuando los pueblos ni siquiera están interesados, enterados, o apoyan sus ideologías.

Será que el encono ha llegado a tal grado que ya ni ellos, los poderosos, saben qué camino tomar. Una especie de ensalada, donde las corrientes están tan revueltas por las manos de intereses que siguen buscando apoderarse del mundo, que los líderes ya no saben qué hacer o decir. Porque lo que saben es que petróleo, finanzas, venta de armas, controlan el color del poder, la vestimenta del poder, el domicilio del poder, entre unos cuantos repito, que parece que hoy no saben qué hacer.

O posiblemente, sea todo lo contrario, y aquí planteo otra hipótesis, y lo único que veamos sea un gran caos generado a propósito por las más altas esferas que controlan el dinero ficticio del planeta, con el fin de controlar países y mercados, y que como máscara, solo se divierten haciendo enojar, haciendo temer, haciendo creer a pueblos y Gobiernos que la luna es un queso.

¿Por qué? porque todos sabemos que la mayoría de los seres humanos no aguantan un gran cañonazo de millones de dólares a sus bolsillos ni el vicio que significa dominar, ya sea como presidente, general, senador, empresario o terrorista: el poder.

Y la prueba está en lo que dice la canciller de Alemania, Angela Merkel, como conclusión del G20: "No logramos llegar a un consenso... las diferencias quedaron expuestas". La reunión más importante del mundo tuvo chismes, cosas chuscas para vestir las cosas más importantes y emblemáticas de la geopolítica.

En el texto final del G20 se tomó nota de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, y su país no quieren estar en el acuerdo del cambio climático. Los líderes acordaron combatir el proteccionismo, combatir las prácticas injustas de comercio, es decir a ¿Donald Trump? porque Trump quiere cerrar las puertas de los beneficios comerciales para beneficiar solo a su "America Great Again".

También presenciamos el cara a cara, Trump y el presidente de Rusia, Vladimir Putin. La foto más esperada del año. Duró dos horas 16 minutos su conversación que estaba pactada para solo una hora y minutos. Hay muchísimas cosas que discutir y preguntar en este G20, que parecía un 19 contra uno, es decir, un Trump aislado, porque así lo quiere él, contra el resto del planeta, un renegado que puede ensuciar las manzanas.

Pregunto yo: ¿es Trump quien no quiere luchar contra el cambio climático, porque a él como empresario personalmente le conviene? ¿o porque él cree que es lo mejor para la salud de su pueblo y el mundo? ¿o es en realidad que todo el pueblo de EE.UU. no quiere estar en la lucha contra el cambio climático? ¿cómo es posible que mientras todo el mundo, incluida Rusia y China, estén a favor de combatir el cambio climático, y Trump vaya en sentido opuesto, y ahora además quiera promover más contaminación con más combustión de energías fósiles?

Si el asunto es acabar con el planeta, pues el virus ya comenzó su efecto porque Turquía, la de Recep Tayyip Erdogan, ya también amenazó con salirse de la lucha contra el cambio climático, si la UE no le cumple las promesas de los migrantes.

Qué cosas estamos viendo en el mundo, le digo, lo que importa no es qué se dice o qué se acuerda, sino qué hay detrás de lo que se presenta como fachada. Y ahí está el caso Siria, muro mexicano, el Brexit, relaciones francesas, y hasta la hija de Donald Trump, Ivanka, que se sentó por un rato en el lugar de su padre, mientras los países del mundo observaban.

Las cosas, los chismes, y las decisiones más importantes que dejó el G20, en Detrás de la Razón. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez y treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/hnb

domingo, 9 de julio de 2017 20:19
Commentarios