• Detrás de la Razón - Londres, Europa bajo ataques terroristas

El terror en Reino Unido parece reflejar más que el atentado del miércoles pasado en el corazón de su capital, Londres.

Reflejó, además que se extiende desde todo ese país a toda Europa. El terror no solo es la premura, preocupación, fijación y después paranoia de cuándo o por dónde será el próximo ataque; sino lo que está pasando para que un terrorista se haga terrorista.

Hay una preocupación en la última investigación y conclusión de la policía del Reino Unido, que preocupa y mucho, tanto por la seguridad como por el racismo y la implicación política. Los investigadores están pensando ahora que si un criminal se convierte al Islam entonces posiblemente se convierta en un terrorista.

La preocupación viene porque quien los convierte en prisión, creen que son extremistas y religiosos radicales o incluidos terroristas disfrazados que le empujan al preso a pensar en el radicalismo y luego en el terrorismo.

Dice la inteligencia de la policía que este patrón se está repitiendo en los atacantes de los atentados de Bruselas (Bélgica) y Paris (Francia). Los reclutadores del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) atacan con ideología a los criminales violentos que están buscando la redención y el perdón.

Investigadores y expertos del Gobierno creen que más de la mitad de los terroristas europeos que pelean en Siria e Irak provienen de esa manera, publica el periódico británico "Independent"; las autoridades ya desde el año pasado habían concluido que era mejor crear áreas especiales dentro de las cárceles para prevenir el nacimiento del terrorismo que a la luz de la libertad cobraría víctimas.

Incluso creen que los musulmanes conversos son más susceptibles de radicalizarse. Y quizá suene obvio porque quien busca paz y perdón estará más dispuesto a hacer cualquier cosa, y si cae en manos de un profesor terrorista, el destino será la radicalización.

En el Reino Unido temen algo que no quisieran aceptar, que en su aliada Arabia Saudí, los británicos sin paz espiritual podrían encontrar una vía de aparente redención que los lleve al fundamentalismo, tal como es aplicado por el Gobierno saudí, y tal como ya la policía piensa que a Jalid Masud, le pudo haber pasado.

Masud es el criminal que mató a 4 personas este miércoles en Londres, dejando una estela de preguntas. Además de la radicalización que ya tocamos, está el misterio de la edad, tenía 52 años, algo completamente raro, publica otro diario británico, "The Guardian".

Hace una década, el promedio de los atacantes era de 29 años de edad. Hoy está ya en los 25 años de edad. En Francia por ejemplo casi 2000 adolescentes han sido radicalizados por Daesh. Las autoridades estiman que el incremento fue de 121 % entre 2015 y 2016.

¿Entonces cómo es posible que un radicalizado sea tan viejo en comparación con el estándar de edad? Más aun, el ataque terrorista ha dejado controversias que ponen en jaque las libertades y garantías sociales, por ejemplo, las extremas derechas de cerrar las fronteras y repudiar más a los migrantes, como declara Marine Le Pen, candidata presidencial en Francia.

Además, la polémica de las redes sociales, el autor del atentado usó horas antes mensajes cifrados en Whatsapp, y se cree que vía Telegram días antes EIIL pedía a los lobos solitarios hacer un atentado el 22 de marzo, quizá para recordar el atentado de Bruselas de hace un año, que coincide justo con el día.

Con estos datos, las autoridades británicas están protestando que es inaceptable que la Policía no pueda romper los mensajeros virtuales como los dichos y espiar la privacidad con el objetivo dicen de cazar a los terrorista. Europa bajo terror, no sólo por el atentado sino por lo que significa.

En Detrás de la Razón, preguntamos. Apoyamos la idea de justicia en cada quién y cuestionamos todo. Los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar.

Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los gobiernos ni los medios de comunicación. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis de la tarde; Madrid, siete de la tarde, México a las 12 y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/rba

domingo, 26 de marzo de 2017 21:37
Commentarios