• Detrás de la Razón - Israel secuestra lugar donde se elevó Mahoma

Arde Al-Quds (Jerusalén). Está incendiada por protestas, juego de poderes, represión, egoísmo, cerrazón, necedad, ilegalidad y humillación.

Esta es hoy Tierra Santa. Hay temor incluso de que venga una ola de violencia que deje mucha más sangre. Por lo pronto van más de 7 asesinados y 500 heridos, todos ellos palestinos, debido al gran problema que explotó hace una semana.

El régimen de Israel, manoseando como nunca la Explanada de las Mezquitas, el lugar más sagrado en Palestina, el tercero más sagrado del mundo del Islam.

A raíz de un ataque donde murieron 3 palestinos y dos policías israelíes, Israel decidió cerrar y controlar la explanada donde se encuentra la Mezquita Al-Aqsa, la primera quibla hacia donde todos los musulmanes rezaban antes de La Meca y el Domo de la Roca, donde el Islam establece que ahí el profeta Mohamad (la paz sea con él), (Mahoma, en español) se elevó al cielo para reunirse con Dios.

La medida israelí de secuestrar este sagrado lugar ha levantado una ola de protestas. Los palestinos están furiosos, más cuando el régimen de Israel decidió poner arcos detectores de metal para permitir el acceso a los palestinos a ese recinto

Más cuando de los 9 accesos a la Explanada de las Mezquitas, Israel arbitrariamente cerró 7 y los otros dos, los controla dejando pasar a cuenta gotas a los palestino. Más cuando, prohibió la entrada a palestinos menores de 50 años.

Los palestinos están indignados por los arcos detectores de metal, pero no por el arco detector en sí, si no porque en pos de la seguridad, el régimen de Tel Aviv se está apropiando del 3 ser lugar más sagrado de los musulmanes, al violar el statu quo de ese lugar.

El statu quo ha sido un convenio en diferentes etapas y épocas que compromete principalmente a régimen de Israel a respetar el lugar santo. Nadie puede prohibir el acceso, adueñarse u obstaculizar el ejercicio de la religión.

De hecho, régimen israelí en 1969 proclamó una ley que penalizaba como delito y con 7 años de prisión a quien violara esa regla o tratara de impedir o apropiarse de ese lugar sagrado para las 3 religiones abrahámicas. La violencia por lo que está haciendo el régimen de Israel le ha dado la vuelta al mundo. El presidente de Palestina, Mahmud Abás, ha anunciado la ruptura de relaciones con Israel.

Incluso ha pedido al yerno del presidente de Estados Unidos, Jared Kushner que interceda por Palestina frente a Israel para que quite los mentados detectores de metal que están provocando una yaga política, social, pero sobre todo espiritual y moral en los palestinos que los consideran un insulto, por lo antes explicado.

Se prevé que la violencia se intensifique porque la cerrazón es total y el régimen de Israel no quiere ceder. La pregunta entonces es necesaria: una pregunta indispensable porque para los judíos está prohibido entrar a donde está la Mezquita musulmana Al-Aqsa, porque para la religión judía también es muy sagrado ese lugar y según el judaísmo la presencia de los judíos podría ensuciarlo con sus almas; y aquí viene lo interesante, ahora los judíos muy extremistas dicen que sí se debe entrar ahí.

Están presionando al primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, que ojo! justamente está muy relacionado con esa ideología extremista; la pregunta entonces es ¿Por qué régimen de Israel quiere apoderarse del lugar donde se elevó la profeta Mahomad (P)? ¿Es una cuestión religiosa, política o incluso mística?

Ya le hice el boceto de lo que está pasando, ahora hagamos las preguntas en Detrás de la Razón. El análisis y las múltiples respuestas, a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

domingo, 23 de julio de 2017 20:13
Commentarios