• Detrás de la Razón - Estados Unidos, España y Londres, arman a los más temibles

Los países que se erigen como los grandes defensores de los derechos humanos en el planeta son los que más venden armas a los países que más violan los DDHH.

Los países que reprimen a sus pueblos, que los asesinan o que asesinan a otros pueblos. Hablamos en específico de España, Reino Unido y Estados Unidos.

La prensa española, en distintos momentos, el último a través de "público.es" ha revelado que todo tipo de armamento ha hinchado las bolsas de dinero de los españoles vendiendo armas a las monarquías que envenenan de violencia el Golfo Pérsico.

"Granadas, bazookas y vehículos españoles en los bombardeos contra Yemen", inicia el reporta. Alrededor de 1000 millones de euros, se han vendido a Arabia Saudí, quien ataca deliberadamente desde el 2015 a los movimientos populares de su vecino país.

Ya desde principios de este año, se había divulgado que esa guerra contra Yemen "enriquece a la industria de las armas española con el visto bueno de Gobierno de Mariano Rajoy", una historia que habría comenzado en la década anterior por "las cordiales relaciones” y el buen hacer de Juan Carlos de Borbón, con los responsables de las dictaduras del Golfo.

Hoy en día, Arabia Saudí tiene como equipo cohetes, misiles, munición, torpedos, sistemas de dirección de tiro, aviones de transporte, repuestos de equipos electrónicos, todo hecho y enviado desde España con especial atención.

Se lee en su página web "Instalaza, el mejor aliado para el soldado de infantería", es la empresa española que se dedica a fabricar armas de todo tipo, desde lanzagranadas antitanque hasta granadas de fragmentación, que precisamente poseen las fuerzas saudíes.

Pero esta es solo una parte del gran rompecabezas del negocio de la muerte. El Reino Unido está en un nivel peor. 5000 millones de libras, para abastecer de poder y fuego a las monarquías y Gobiernos violadores de derechos humanos, revela la "Campaña contra el Comercio de Armas" la cual, además ha encontrado que de los 49 países clasificados bajo represión, 36 han comprado armas del Reino Unido.

El cliente favorito es Arabia Saudí, con 3750 millones de libras. "El Reino Unido ha armado constantemente a muchos de los regímenes más brutales y autoritarios del mundo, y varios han sido invitados a Londres para comprar armas (...) Estas ventas de armas no son moralmente neutrales, son una clara señal de apoyo político y militar para los regímenes a los que se venden.

El Gobierno ha desempeñado un papel absolutamente central y siempre ha puesto las exportaciones de armas a déspotas y dictadores por encima de los derechos humanos ", afirma Andrew Smith, de la Campaña contra el Comercio de Armas.

Una aseveración desafortunada para los pueblos del mundo, porque de ser así, la violencia tiene garantía de que nunca acabará, pues el mensaje que está de fondo es que por el dinero en los bolsillos, los países europeos siempre apoyarán la violencia y la represión de los gobiernos a los que les venden armas, quizá el apoyo en el discurso no lo sea, pero basta la acción de venderle las balas.

"Los saudíes han sido históricamente un importante comprador de armas de fabricación británica, pero el aumento de las ventas a otros países señala un cambio en el énfasis de parte del Gobierno, que está dispuesto a apoyar a la industria de defensa, que emplea a más de 55.000 personas", alerta el periódico británico “The Guardian” sobre su propio país, que todo indica que a raíz del divorcio con la Unión Europea (UE), la sed por vender armas ha crecido, y mucho.

Para cerrar los ejemplos de los principales lobos de las armas dejamos al último. Donald Trump el negociante, lo prometió y lo está cumpliendo: en su visita de mayo a Oriente Medio festejó los grandes contratos que estaba amarrando más -porque ya venían muchos desde la era Barack Obama-, con las monarquías del Golfo.

Hoy, el Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó 3800 millones de dólares de armas directo a Bahréin, otro de los grandes violadores de derechos humanos contra su propio pueblo. ¿Qué es lo que silencia a los derechos humanos? ¿Será el poder de los petrodólares? ¿El ansia de tener más dinero? ¿O que hay crisis financiera y las fábricas de armas se están quedando pobres y quieren reactivarse lo más rápido posible?

"Bae Systems, la mayor empresa de fabricación en Gran Bretaña, recibió un gran golpe el día de hoy cuando el Gobierno adjudicó la primera fase de un contrato de 4000 millones de libras para construir nuevos vehículos blindados para el ejército británico en General Dynamics de Estados Unidos. La medida pone en peligro el futuro de la fábrica de armamento de la firma en Newcastle", esta es una noticia fechada el 22 de marzo de 2010, reportando peligro económico de esa empresa del Reino Unido.

"Medios conservadores han atribuido la supervivencia del coloso militar Bae Systems a la ‘oportuna’ guerra sobre el Yemen, y a la ansiedad de los saudíes y de sus aliados por acabar con Ali Abdolá Saleh (en Yemen)", publica "publico.es".

Ahora arme el rompecabezas. Hagamos entonces las preguntas. En Detrás de la Razón: los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar.

Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 11 de septiembre de 2017 22:31
Commentarios