• El presidente del Consejo Supremo Revolucionario de Yemen, Mohamad Ali al-Houthi (centro)
Publicada: viernes, 2 de octubre de 2015 11:40

El presidente del Consejo Supremo Revolucionario de Yemen, Mohamad Ali al-Houthi, condenó el jueves la violación de Riad al estrecho de Bab el-Mandeb y la tachó de una amenaza para la navegación tanto de barcos de su país como del mundo.

“Arabia Saudí y sus aliados deben asumir la responsabilidad de todo lo que ocurre en esa zona así como los riesgos y peligros que amenazan la navegación en el estrecho de Bab el-Mandeb y los intereses internacionales”, afirmó Al-Houthi en una carta enviada al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Arabia Saudí y sus aliados deben asumir la responsabilidad de todo lo que ocurre en esa zona así como los riesgos y peligros que amenazan la navegación en el estrecho de Bab el-Mandeb y los intereses internacionales”, afirmó el presidente del Consejo Supremo Revolucionario de Yemen, Mohamad Ali al-Houthi.

Esto se produjo después de que Arabia Saudí alegara que sus aliados habían tomado el control del estrecho de Bab el-Mandeb.

Los milicianos leales al fugitivo expresidente yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi anunciaron el jueves que se hicieron con el control de esa zona y varias otras partes del territorio de Yemen.

Al-Houthi también exigió a la comunidad internacional cumplir con su responsabilidad ante las agresiones saudíes contra Yemen y llamó a impedir la destrucción de las infraestructuras del país así como romper el asedio del territorio yemení.

Además reiteró la disposición de Ansarolá para solucionar la crisis de Yemen a través del diálogo bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y lejos de guerra y conflictos.

Bab el-Mandeb es una de las rutas marítimas más transitadas del mundo y cuenta con una importancia estratégica debido a su ubicación cercana a los ricos pozos petroleros de Oriente Medio.

Arabia Saudí, que tiene una economía basada en el petróleo, después del estrecho de Ormuz (sur de Irán), exporta la mayor parte de su crudo a través de Bab el-Mandeb. Además, las navegaciones a través del canal de Suez de Egipto dependen directamente de este estrecho.

El 26 de marzo, Arabia Saudí emprendió una campaña militar contra Yemen sin el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) —pero con luz verde de Estados Unidos—, en un intento por restaurar el poder del dimitido y prófugo presidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, fiel aliado de Riad.

Los ciudadanos yemeníes entre los escombros de las casas destruidas por los ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados en el barrio Al-Falihi de Saná (capital). 19 de septiembre de 2015

 

De acuerdo con un informe emitido el pasado sábado por la Coalición Civil de Yemen, al menos 6090 yemeníes —entre ellos, 1698 niños y 1038 mujeres— han perdido la vida y otros 13-552 han resultado heridos como consecuencia de la agresión saudí.

haj/ncl/nal

Comentarios