• Portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.
Publicada: jueves, 11 de agosto de 2022 18:14

El movimiento popular yemení Ansarolá ha declarado que la agresión protagonizada por EE.UU. contra el pueblo busca proteger los intereses del régimen sionista.

“La agresión a Yemen no es liderada exclusivamente por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos [EAU], estos dos son títeres de EE.UU. y actúan bajo su liderazgo”, ha manifestado el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.

Durante una entrevista con la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen, transmitida este jueves, el vocero de Ansarolá ha sostenido que otros países occidentales, como el Reino Unido, también son parte de la campaña de agresiones.

De igual manera, ha afirmado que Washington está manipulando, entre bambalinas, el caso de Yemen para salvaguardar los intereses de Israel.

Adel Salam ha resaltado que la postura del pueblo yemení frente a lo que está sucediendo a nivel internacional tiene que ver con el peligro generado por Washington, mientras que “hay conciencia de que Yemen representa un punto estratégico a nivel regional e internacional”.

 

Abdel Salam ha proclamado el fin de la hegemonía estadounidense, para luego señalar que se están produciendo cambios a nivel global. “Arabia Saudí también se ha dado cuenta de que el apoyo estadounidense ya no está garantizado”, ha destacado.

Yemen da ultimátum a la coalición saudí 

En alusión al alto el fuego entre el Gobierno de Salvación Nacional de Yemen y la llamada coalición liderada por Arabia Saudí, Abdel Salam ha dejado claro que el pacto se alcanzó “debido a factores relacionados con la situación humanitaria, pero es la última vez que aceptaremos una extensión en los términos actuales”.

 

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados árabes, como los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, llevan a cabo una campaña de bombardeos en Yemen, no obstante, nunca han logrado sus objetivos, pese al bloqueo y las incesantes ofensivas militares que han causado la muerte de decenas de miles de personas, niños y mujeres incluidos, y han arrastrado a Yemen al borde de la hambruna.

En este contexto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció a principios de abril un pacto para un alto el fuego integral de dos meses entre la llamada coalición liderada por Riad y las fuerzas yemeníes.El organismo informó el 2 de agosto sobre la prórroga de la tregua, establecida desde el 2 de agosto hasta el 2 de octubre.

Aun así, Yemen una y otra vez ha denunciado que la coalición saudí viola la tregua extendida y sigue con sus hostilidades contra el pueblo yemení.

glm/ctl/