• Miembros del movimiento popular yemení Ansarolá participan en una marcha en Saná, capital.
Publicada: miércoles, 3 de marzo de 2021 1:30
Actualizada: miércoles, 3 de marzo de 2021 3:13

EE.UU. incluye a dos altos comandantes del movimiento popular yemení Ansarolá en su lista de sanciones, pese a que quitó a este grupo la etiqueta de terrorista.

En un comunicado emitido el martes, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció que Mansur al-Saadi, responsable de las Fuerzas Navales, y Ahmad Ali Ahsan al-Hamzi, comandante de la Fuerza Aérea, han sido agregados en la lista de sanciones.

De hecho, la Cartera estadounidense, sin mencionar nada sobre los seis años de agresión de Arabia Saudí a Yemen, responsabilizó a los dos funcionarios mencionados de “organizar ataques que han afectado a los civiles yemeníes, a los países fronterizos y a los busques comerciales en aguas internacionales”.

La medida se produjo después de que la Administración estadounidense, encabezada por Joe Biden, eliminara el pasado 16 de febrero a Ansarolá de su lista de organizaciones terroristas. Sin embargo, ya había advertido entonces de que seguiría con las sanciones individualizados a los miembros de este movimiento popular yemení.

 

Dentro de solo unos días, la invasión a gran escala de Yemen por parte de la llamada coalición liderada por Arabia Saudí entrará en su séptimo año. Según las cifras ofrecidas por el Ministerio yemení de Derechos Humanos, los crímenes cometidos por Arabia Saudí y sus aliados contra el pueblo yemení han dejado unos 17 000 civiles muertos, de los que una quinta parte son niños. Asimismo, conforme a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 70 000 personas sufren hambruna en Yemen y 16 millones corren riesgo de caer en ella.

Ansarolá, junto a las Fuerzas Armadas, desde el inicio de la invasión saudí, siempre se ha mantenido en pie de guerra para defender al pueblo yemení.

sar/ncl/rba