• Aeropuerto de Adén, sur de Yemen, destruido por varias explosiones que dejaron 26 muertos, 30 de septiembre de 2020.
Publicada: martes, 19 de enero de 2021 9:37

Explosiones registradas en el aeropuerto de Adén, sur de Yemen, fueron un plan de EE.UU. para declarar organización terrorista a Ansarolá.

En un comunicado publicado el lunes por la agencia yemení de noticias Saba, el gobernador de Adén, Tariq Salam, enfatizó que el atentado, acaecido el 30 de diciembre en el aeropuerto de esta ciudad, fue “plenamente un crimen organizado por Estados Unidos” para poder aplicar su agenda contra el movimiento popular yemení Ansarolá.

Ante el estado de alarma anunciado para hacer frente a las fuerzas de la arrogancia global, es decir Estados Unidos e Israel, organizaron un show que mató a los ciudadanos, con la cooperación de las fuerzas locales y de la coalición de agresión con el objetivo de presionar a las fuerzas nacionales en Saná para que aprueben el acuerdo de normalización [de lazos con Israel]”, adujo Salam.

El funcionario yemení aseveró que la resistencia es un arma con la que el pueblo yemení enfrentará a los “tiranos de la tierra” y hará que sus proyectos se regresen en contra de ellos mismos.

 

“Frenar la agresión y liberar los territorios ocupados de Yemen es una prioridad y los yemeníes no renunciarán a su derecho a defender su tierra (…)”, agregó Salam.

Las explosiones en el aeropuerto de Adén dejaron unos 26 muertos y más de 50 heridos, y se produjeron en el momento en que aterrizaba un avión que transportaba al gobierno autoproclamado yemení, respaldado por Arabia Saudí, procedente de Riad.

El autoproclamado ministro de información de Yemen, Moammar al-Eryani, culpó del incidente a Ansarolá, pero el movimiento popular yemení negó cualquier papel en el ataque.

Casi diez días después, el Gobierno del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, anunció su decisión de designar al movimiento popular Ansarolá como organización terrorista.

Yemen asegura que el mundo entero sabe que la medida de Washington se basa en “cuestiones políticas” para apoyar a la agresión saudí que ha dejado muertos a unos 17 000 civiles yemeníes desde el comienzo de las ofensivas en 2015, de los cuales una quinta parte eran niños, de acuerdo con un informe reciente del Ministerio yemení de Derechos Humanos.

msm/ctl/mkh