• Agresión aérea saudí deja al menos 30 civiles yemeníes muertos
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 11:01
Actualizada: domingo, 16 de febrero de 2020 1:47

Las fuerzas saudíes bombardearon el área de Al-Jawf, donde está el resto de su avión derribado, provocando la muerte de al menos 30 personas.

De acuerdo con la información de una fuente médica yemení, decenas de ciudadanos han sido asesinados y heridos por ocho incursiones aéreas de la coalición estadounidense-saudí que ha atacado a ciudadanos en el distrito de Al-Masloub, en Al-Jawf.

El corresponsal de Almasirah ha informado que la agresión aérea ha tenido como blanco a los ciudadanos que se habían reunido esta mañana cerca de los restos del avión que fue derribado el viernes por la noche en el distrito de Al-Masloub y ha señalado la dificultad de confirmar el número exacto de víctimas debido a la dispersión de los cuerpos en todo el lugar.

Ante tal evento, el movimiento popular yemení Ansarolá ha dicho que cuando la llamada coalición liderada por Arabia Saudí recibe golpes duros en el campo de batalla, recurre a atacar brutalmente a los civiles.

El viernes, el portavoz del Ejército de Yemen, el general de brigada Yahya Sari comunicó que las fuerzas de la defensa aérea de Yemen, junto a Ansarolá, han derribado un avión de combate agresor, modelo Tornado perteneciente a las fuerzas de la llamada coalición saudí en los cielos de la gobernación de Al-Jawf mientras realizaba misiones hostiles.

 

Asimismo, detalló que el avión fue derribado con un misil avanzado aire-tierra, de fabricación nacional, además de hacer hincapié en que el “cielo de Yemen es inseguro” para los movimientos hostiles de los países agresores.

En estos últimos días, los cazas y las unidades de artillería de Arabia Saudí y sus aliados han bombardeado varias provincias yemeníes, en una clara violación del alto el fuego en vigor en el país más pobre del mundo árabe.

El Ejército yemení y los combatientes del movimiento popular Ansarolá, que cuentan con la tecnología necesaria para la fabricación de aviones no tripulados y misiles balísticos, han llevado a cabo, en los últimos meses, decenas de ataques de represalia contra el régimen saudí y sus aliados, y en los mismos han destruido gran cantidad de objetivos militares y centros estratégicos saudíes, y en septiembre pasado lanzaron certeros ataques con drones contra instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco, poniendo de manifiesto su elevada capacidad militar.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados, incluido EE.UU., cometen crímenes de guerra en Yemen con todo tipo de armas con el fin de hacer fracasar a los combatientes de Ansarolá.

Las violentas agresiones saudíes contra Yemen, en muchas ocasiones perpetradas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales, han dejado más de 140 000 yemeníes muertos y heridos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no cesa, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

mrp/ktg/hnb

Comentarios