•  Tropas del expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi yacidos al suelo tras un ataque de los combatientes de Ansarolá contra Adén, 4 de agosto de 2019.
Publicada: sábado, 18 de enero de 2020 23:31
Actualizada: domingo, 19 de enero de 2020 0:18

Al menos 60 mercenarios de Arabia Saudí han muerto en un ataque con misiles y drones de las tropas yemeníes en la ciudad de Marib, en el centro de Yemen.

Los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá “han atacado con misiles balísticos y aviones no tripulados (drones) un campo militar de los mercenarios de Arabia Saudí en la ciudad de Marib. El ataque provocó la muerte de unos 60 de los aliados de Riad y dejó decenas de heridos”, ha informado este sábado la cadena saudí Al Ekhbariya.

Previamente y en la misma jornada del sábado, francotiradores de los comités populares de Yemen han atacado las posiciones de las milicias leales al expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi en la provincia de Hayya (en el noroeste de Yemen).

Conforme a la televisión estatal Al Masirah, en esta operación las fuerzas yemeníes han acabado con la vida de unos 10 mercenarios de Hadi, estrecho aliado de Arabia Saudí.

 

De igual modo, los soldados del Ejército yemení y combatientes de Ansarolá han lanzado una feroz ofensiva contra blancos de los mercenarios del régimen Al Saud en el distrito de Qaniyah, en la provincia sudoccidental de Al-Bayda, dejando grandes pérdidas en las filas de los enemigos.  

Las tropas yemeníes recurren a este tipo de ataques para responder a los bombardeos y otras medidas que llevan a cabo Arabia Saudí y sus aliados desde 2017 contra zonas residenciales del país más pobre del mundo árabe.

Los yemeníes lamentan que los cinco años de penurias que enfrentan por la agresión de Riad no hayan suscitado el interés de la comunidad internacional que guarda silencio ante bombardeos criminales contra escuelas, hospitales y zonas urbanas.

Los ataques saudíes, normalmente perpetrados con aviones y bombas fabricadas por EE.UU., han dejado más de 100 000 yemeníes muertos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no cesa, la cifra de víctimas mortales podría llegar a situarse en 500 000 para finales del año 2020.

mkh/ncl/rba

Comentarios